Visto para sentencia el juicio al guardia civil que mató a su yerno

  • El fiscal reclama 22 años de cárcel por asesinato y una tentativa de homicidio

El fiscal mantuvo ayer su petición de 22 años de cárcel para el capitán de la Guardia Civil acusado de matar al novio de su hija en Rincón de la Victoria en febrero de 2005. El Ministerio Público reclama 16 años de prisión por un delito de asesinato y 6 años más por el intento de homicidio del hermano de la víctima y ha añadido la solicitud de una indemnización total de 48.000 euros para los padres y hermanos del fallecido. El juicio quedó visto para sentencia.

Al calificar los hechos como asesinato, el fiscal discrepa con la defensa del acusado, que sostiene que la muerte del joven fue un homicidio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios