Vivir entre lunares y volantes

Desde pequeño, su vida ha transcurrido entre volantes, peinetas y lunares. Esta infancia y adolescencia marcada por el trabajo de su familia, lo ha convertido en el ganador del certamen de diseñadores noveles del Salón Internacional de Moda Flamenca (Simof). Curro Durán, antequerano de 21 años de edad, está finalizando sus estudios como diseñador de moda en la Escuela Leonardo (Ceade) en Sevilla. Su paso por Simof le ha abierto las puertas a su futuro profesional y conseguir hacer un poco más real su sueño, convertirse en un grande de la moda. "Ha sido un empuje para entrar en este mundo por cuenta propia", asegura. Su colección titulada Illo y Romero, Sevilla y Ronda sorprende por su inspiración goyesca y los guiños a los años 70. Unas piezas basadas en juegos de muchos volantes, vuelo, carruchas de nailon, manga larga de jamón, sin olvidar los clásicos lunares. En cuanto a colores, el naranja, morado, amarillo, rojo y fucsia son los protagonistas de su muestra. Incluso Curro Durán se ha atrevido con los complementos y ha realizado unos pequeños tocados de acuerdo con sus creaciones. El diseñador antequerano define sus trajes como "muy feriantes y gitanos, modernos, de estampados originales, y con presencia como las chaquetas de distinto corte. Con la elegancia siempre como único fin de mi creación". / M. G.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios