Yagüe sí sabía dónde estaba

Yagüe sí sabía dónde estaba Yagüe sí sabía dónde estaba

Yagüe sí sabía dónde estaba

El paradero de Carlos Jiménez ha sido un misterio intrigante durante los 11 años transcurridos desde que el 27 de junio de 2006 le explicó por teléfono a la Policía, personada en su domicilio para detenerlo que se encontraba realizando el Camino de Santiago, pero que volvía inmediatamente para ponerse a disposición del juez. Nunca regresó, dando lugar desde el primer minuto a todo tipo de especulaciones. Se dijo que se había refugiado en Marruecos, Argentina y hasta que estaba oculto en el domicilio familiar de Marbella, pero nunca se avanzó más allá del ámbito de los rumores.

Quizás la sorpresa más significativa, que ha ganado aún más peso ahora a la luz de los acontecimientos, la protagonizó la última alcaldesa del GIL en Marbella, Marisol Yagüe, cuando contó en el juicio por el caso Malaya que vivía a cuerpo de Rey en Argentina. Era el 5 de marzo de 2012 cuando espetó ante un tribunal atónito: "¡Yo sé dónde está y cómo vive". Indicó que mientras ella estaba en prisión preventiva un familiar había visto al que fue tercer teniente de alcalde de Marbella en el aeropuerto de Buenos Aires. Después agregó que sabía "por otra persona" que se había reunido en ese país con Ismael Pérez Peña, empresario también condenado en esta causa. Un primer informe policial, previo al alcance internacional de la orden de detención, precisó que desde Castilla-León había saltado a Portugal y después, vía Brasil, había viajado a Buenos Aires.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios