"Es absolutamente necesario el corredor ferroviario para Málaga"

  • El máximo directivo del BEI en España y Portugal confía en que se desarrolle la conexión ferroviaria hasta Marbella "aunque es un proyecto complicado por la orografía de la provincia y los altos costes"

Puede que a muchas personas las siglas BEI no les digan absolutamente nada. Corresponden al Banco Europeo de Inversiones y, gracias a esta entidad, se han hecho o se están haciendo proyectos fundamentales para Málaga como el AVE, el Metro o la nueva terminal del aeropuerto. Este organismo, dependiente de la Unión Europea, invirtió más de 10.000 millones el pasado año en España y su director para este país y Portugal, Carlos Guille, es malagueño.

-¿Qué hace un malagueño dirigiendo el BEI en España y Portugal?

-La vida da muchas vueltas. Estudié Económicas en la UMA y, al terminar, comencé a trabajar en el BBVA. Hice de todo, banca comercial e internacional. Estuve tres años en Amsterdam en el mercado de capitales. El BEI me llamó en 1991 y empecé a trabajar para ellos en España y Estados Unidos. Recuerdo que era la Guerra del Golfo y estaban todos los aeropuertos vacíos. Había menos pasajeros que azafatas. Posteriormente fui responsable de América, Asia y Oceanía en el mercado de capitales y, en 2003, pasé a ser director en España y Portugal.

-¿Qué es el BEI?

-Es el banco de la Unión Europea y su misión es completamente distinta a la de la banca comercial. No buscamos la maximización de beneficios sino el apoyo a los objetivos de la UE. A mí en particular me parece algo muy bonito porque trabajo en la construcción de Europa y no en la de una cuenta de resultados de una entidad.

-El BEI tiene su sede en Luxemburgo. ¿Cómo lleva usted el cambio de clima y carácter respecto a Málaga o Andalucía?

-Todo tiene su pega. Echo de menos el clima de Málaga, la gente, el calor humano, la familia, los amigos. Pero hay buenas comunicaciones y vengo de vez en cuando.

-¿Es más fiable el BEI que otras entidades financieras?

-No dependemos de los Presupuestos de la UE sino que tenemos nuestro capital y conseguimos la financiación en los mercados de capitales de todo el mundo. Tenemos la calificación crediticia triple A, que es la máxima que se puede tener, y una solidez financiera incuestionable. El capital es enorme, una política de crédito conservadora y el apoyo de los 27 miembros de la UE.

-¿Cuánto invirtió en Europa el año pasado?

-En 2009 financiamos proyectos por valor de 74.845 millones de euros de los cuales 10.494 se invirtieron en España.

-España acapara, por sí sola, una séptima parte. ¿Por qué?

-España ha sido por sexto año consecutivo el primer beneficiario de fondos del BEI. En estos momentos de crisis financiera internacional, nuestros fondos están muy requeridos porque damos condiciones financieras muy ventajosas. España ha tenido una fase expansiva de inversión, con obras muy significativas y cuantiosas en proyectos de todo tipo: energías renovables, transportes, cambio climático... Intentamos que las regiones que están más atrasadas reciban más financiación para ponerse al nivel del resto. Desde 2008 el BEI ha aumentado un 42% la inversión en España, lo que da una idea de nuestro esfuerzo porque cuando la situación económica es mala es cuando más debemos apoyar. En 2010, nuestra idea, a escala europea, es mantener la inversión y empezar a reducirla en 2011 porque entendemos que se irá saliendo de la crisis y pueden entrar otras entidades financieras.

-El BEI ofrece créditos a tipos de interés bajos y tiene suficiente capital para atender proyectos de gran envergadura ¿qué otras ventajas tiene?

-El volumen es muy importante. No es igual poner 50 millones de euros que 2.000 millones. Y no es lo mismo financiar un proyecto a corto o a largo plazo. El BEI es uno de los grandes financiadores a largo plazo. Por ejemplo, el AVE entre Madrid y Valladolid lo hemos financiado a 50 años, algo impensable en una entidad normal.

-El BEI es el principal inversor en el Metro de Málaga. ¿En qué momento se encuentra el proyecto?

-El proyecto va bien. En el año 2006 aprobamos una primera partida de 50 millones de euros. Ha habido ciertos retrasos por el cambio de diseño del proyecto y esperamos poder firmar la parte que nos queda por financiar de aquí a un par de meses. Hemos hablado con la Junta de Andalucía, el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Málaga y creo que hay gran sintonía entre los tres. Estamos terminando flecos de documentación, pero nada preocupante. Financiaremos el Metro con unos 300 millones de euros.

-El coste del Metro casi se ha duplicado, ¿qué opina usted?

-Los costes en proyectos de envergadura como éste, que además es el primer metro que se hace en la ciudad, son lógicos. No es que se haya disparado el coste sino que el proyecto ha cambiado. Lo que empezó de una forma ha terminado de otra porque se van viendo las necesidades, si va en superficie o no, si se combinan distintos transportes, etcétera.

-Entiendo que la relación con todas las instituciones españolas es continua.

-Sí. Tenemos buenas relaciones con todas. Por ejemplo, con Fomento hemos firmado tres protocolos, dos para financiar los proyectos de Aena, Renfe o Adif, que fueron de 10.000 millones de euros cada uno, y ahora hemos firmado en noviembre del año pasado uno específico de 5.000 millones sólo para proyectos de alta velocidad.

-En este apartado de la alta velocidad ferroviaria ¿qué proyectos tienen en Andalucía?

-Estamos trabajando en la financiación de líneas regionales junto con la Junta de Andalucía. La Sevilla-Antequera y estamos viendo la ampliación del AVE a Granada y la conexión entre Sevilla y Bahía de Cádiz. Ya tenemos los proyectos y están en estudio. Los tenemos enumerados en el protocolo con Fomento.

-¿Cuándo se sabrá si el BEI apoyará o no estas infraestructuras?

-Estamos en su estudio pero hemos financiado todos los proyectos que se han hecho hasta ahora. Son proyectos muy interesantes y encajan perfectamente dentro de la política de la UE. El Gobierno español ha hecho un gran esfuerzo en alta velocidad y España será el país con más kilómetros de alta velocidad ferroviaria del mundo.

-En Málaga se está pidiendo la colaboración del BEI para la construcción del corredor ferroviario de la Costa del Sol, ¿en qué momento está este proyecto?

-Precisamente el jueves nos reunimos con la Junta de Andalucía. Hemos pedido unos estudios de movilidad y en la Junta nos han comentando que ya se han seleccionado los expertos para hacerlo. No queremos mirar el proyecto de forma aislada, sino que se debe encartar dentro de una política de movilidad general de Málaga. Queremos que se haga un plan de movilidad para estudiar el tráfico y que el proyecto sea elegible desde un punto de vista medio ambiental, técnico y económico. Si no tiene esos requisitos, el proyecto no lo podríamos hacer, pero soy optimista. Además, como malagueño no me cabe ninguna duda de que el proyecto es absolutamente necesario. Sólo hay que ver en verano los atascos que se crean y, en consecuencia, el desgaste de tiempo, energía, emisiones contaminantes... Creemos que el proyecto se hará pero es complicado por la orografía de Málaga y no es fácil hacer un tren que luego te deje en mitad de la montaña. Habrá que meter tuneladoras, hacer muchos puentes y todo eso eleva mucho los costes.

-Se habla de una inversión de 4.000 millones de euros, ¿es así?

-No se sabe muy bien todavía. Es prematuro dar una cifra.

-¿Financiaría el BEI el 100% de la obra?

-No creo. Habrá fondos estructurales de la UE y otros. De todas formas, lo primero que queremos ver es si el proyecto es elegible. Vamos a darles una labor de asesoría porque el BEI es el banco que ha impulsado las principales infraestructuras de Europa y tenemos un potente equipo de ingenieros y economistas.

-Se habló también de la posibilidad de hacer un túnel subterráneo entre Andalucía y Marruecos con la colaboración del BEI. ¿Hay algo de eso?

-Prefiero no hablar de proyectos de ciencia ficción. A mí no me ha llegado ningún proyecto de este tipo. Se lleva hablando 50 años de eso pero nosotros preferimos centrarnos en cosas de hoy. Si se nos presentara, pues lo estudiaríamos.

-¿Qué iniciativas tiene cerradas el BEI a corto o medio plazo en Málaga o Andalucía?

-Con la Junta de Andalucía aprobamos el año pasado un proyecto de 400 millones de euros para la financiación de colegios. El jueves vimos proyectos para este año de tratamiento de agua, residuos... También hablamos de cómo financiar parques tecnológicos y actividades de I+D en la comunidad. En cualquier caso, aparte de los proyectos directos, financiamos a muchas empresas que hacen cosas en Andalucía. Por ejemplo, a Telefónica le hemos financiado la colocación de la banda ancha.

-Las pequeñas y medianas empresas se quejan de que las entidades financieras han cerrado el grifo. ¿Qué opina usted?

-El BEI le dio a las pymes el año pasado en España 2.000 millones de euros y consideramos que son un objetivo prioritario como generadoras de empleo. Colaboramos con 60 entidades financieras españolas y llegamos a todos los rincones. Con Unicaja firmamos un acuerdo de 400 millones en diciembre. Las pymes tienen razón al decir que se ha cerrado el grifo y por eso hacemos un esfuerzo adicional.

-¿Cree usted que habrá una salida rápida a la crisis financiera?

-Hemos vivido ya muchas crisis y nos suena a conocido, sin menospreciar la intensidad y la gravedad de la crisis actual. En el BEI preferimos ver la mitad llena del vaso. Lo fácil es ser pesimista, pero tenemos muchas cosas positivas. España hace apenas tres años era un ejemplo para toda Europa y el mundo y las cosas no cambian así como así. Hay problemas serios pero hay que tratar de solucionarlos.

-Usted viaja por todo el mundo y está en continuo contacto con inversores. ¿Se ven realmente brotes verdes por algún sitio?

-Pienso que sí. En otros países de Europa ya hay crecimiento positivo y EEUU está reaccionando bien. Hay diferentes velocidades en función del país pero no me cabe duda de que vamos a salir bien de esta crisis, igual que hemos hecho en otras. En la de 1993 todo era muy negro y en 1999 todo era muy blanco. Los españoles somos muy extremos. Pensamos que estamos muy bien o muy mal. Hay que tener una mayor perspectiva.

-¿Considera usted que ha habido descontrol financiero a escala mundial en los últimos años?

-Se ha exacerbado el espíritu capitalista y el ánimo de lucro llegó a ser tan peligroso que incluso ha puesto en riesgo la estabilidad del sistema. No soy intervencionista pero estoy a favor de que se refuerce la calidad crediticia de los bancos.

-¿Qué visión se tiene en Europa de la economía andaluza?

-Andalucía ha cambiado y mejorado mucho. Tiene un problema mayor que otras regiones de España por su dependencia de la construcción, pero la Junta tiene un presupuesto saneado, ha contenido el gasto y ahora está en unas condiciones mejores de lo que cabría pensar.

-¿Qué debe hacer la economía malagueña para mejorar?

-El ejemplo es el PTA. Apostar por tecnología e innovación. Hace 30 años ningún malagueño podía pensar en tener un parque tecnológico potente y que funciona. Al principio había muchas dudas, pero Málaga no tiene nada que envidiarle a Los Ángeles en clima o comunicaciones y eso va a atraer a gente y proyectos de renombre.

-¿Los casos de corrupción urbanística han dañado la imagen de Málaga a escala internacional?

-No, son temas que se ven mucho a escala local, menos a escala nacional y menos aún a escala europea. Son operaciones puntuales que se solucionan. Las cosas se ven peores desde dentro que desde fuera.

-Por último, ¿cree usted que Málaga puede ser declarada Capital Cultural Europea en 2016?

-Si lo ha sido Luxemburgo, por qué no Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios