El fiscal pide dos años a un acusado de asaltar un local con una catanaReclaman 22 meses de prisión por abrir dos pisos con una tarjeta

  • Después huyó en un vehículo, pese a no tener carné y se resistió a la detenciónEl acusado desistió de robar al comprobar que las dos casas estaban ocupadas

La Fiscalía de Málaga ha pedido dos años y medio de cárcel y 12 meses de multa, con una cuota diaria de 12 euros, y 60 días de trabajo en beneficio de la comunidad a un hombre, acusado de intentar robar un local de juego amenazando a un empleado con una catana, después darse a la fuga en un vehículo pese a que carecía de carné de conducir y desoyendo las indicaciones de la Policía y después oponerse con violencia a su detención.

El acusado, Ibrahim M., presumiblemente acudió en la madrugada del pasado 24 de enero a un salón de juegos de la calle Bailén cuando un trabajador trataba de cerrar con una cadena. Para evitarlo, introdujo la catana por la puerta e intentó sin éxito golpearlo. Al ver que un peatón había avisado a la Policía, se dio a la fuga en un vehículo, marca Mercedes, con el que circuló de forma "irregular", según el fiscal. Posteriormente siguió la persecución a pie y cuando finalmente fue alcanzado, trató de amedrentar a un agente amenazándolo con el puño, aunque sin golpearlo.

La Fiscalía de Málaga ha solicitado 22 meses de prisión para un hombre al que acusa de intentar robar en dos viviendas de la capital, estando sus inquilinos en ese mismo momento dentro, lo que impidió que pudiera perpetrar el robo. Según el fiscal, el pasado 22 de enero el acusado intentó entrar en una vivienda, ubicada en la planta décimo tercera de un edificio, sobre las 21:00, abriendo la puerta con una navaja y una tarjeta de plástico, pero desistió al comprobar que había una mujer en el interior. Entonces fue a otra puerta, que también abrió pero en la que tampoco robó por los mismos motivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios