El acusado de intentar matar a su mujer dice que no recuerda nada

  • Asegura que padece un trastorno mental y que no sabe ni cómo llegó a Málaga

El hombre acusado de intentar matar a su exmujer con cinco puñaladas y rociarla con gasolina, tras supuestamente esperarla en el aparcamiento del hotel donde ésta trabajaba en Benalmádena, aseguró que no recuerda nada del día en el que sucedieron los hechos y ha alegado que padece un trastorno mental. El juicio comenzó ayer en la Sección Octava de la Audiencia. La Fiscalía solicita 20 años de prisión para el procesado, a quien acusa en su escrito de conclusiones iniciales, al que tuvo acceso Europa Press, de un delito de asesinato en grado de tentativa, dos de amenazas y otro de quebrantamiento de condena. El acusado explicó que fue su mujer la que quiso divorciarse, pero no sabe por qué, y señaló que tras la separación se fue a vivir fuera, a un pueblo, porque aquí "no tenía nada", afirmando que sólo recuerda que su jefe le llamó para trabajar y dice que no sabe ni cómo llegó a Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios