El hijo del acusado de matar a su mujer se desmaya al declarar en el juicio

  • La defensa del imputado citó al niño de 11 años, que presenció los hechos en el Don Pepe de Marbella cuando sólo tenía tres

La tercera jornada del juicio contra el hombre de nacionalidad irlandesa acusado de matar a su mujer cuando ambos pasaban unas vacaciones en Marbella aumentó ayer de intensidad, con el desmayo del hijo del matrimonio en plena declaración ante el juez.

El niño, de 11 años, cayó inconsciente al suelo en cuanto empezó a contestar a la primera pregunta del abogado defensor de su padre, que fue precisamente el que pidió su comparecencia. Efectivos del servicio de emergencias 061 tuvieron que atender al pequeño, al que consiguieron reanimar fuera de la sala.

La sala del jurado, la más grande de la Audiencia Provincial de Málaga, estaba atestada de público, con numerosos familiares de las dos familias, así como de periodistas irlandeses y españoles.

El pequeño ha estado sometido durante tres días al enfrentamiento entre ambas familias, el relato de los hechos y a las pruebas que tratan de culpabilizar a su padre, con el que vive.

Ayer, se sentó ante el jurado que deberá dilucidar el caso y apenas acertó a contestar que sí estaba allí y que su madre tropezó... Sólo tenía tres años cuando ocurrieron los hechos.

Un jurado popular juzga desde el martes a un hombre irlandés, acusado de matar a su esposa haciéndola caer desde una cuarta planta del hotel Don Pepe de Marbella hace ocho años.

Según la declaración del imputado, todo fue un accidente. Su mujer habría corrido hacia el balcón al ver como su hijo pequeño de tres años se encaramaba a la barandilla, cuando tropezó y sobrepasó la instalación. Según el marido, sólo quedó agarrada de un brazo con todo su cuerpo en el aire. Aunque él trató de sujetarla y pidió ayuda, según relató el martes, llegó un momento que el peso de ella venció y se precipitó al vacío dejándolo con el abrigo en las manos. La mujer moriría varios días después en el hospital.

Ayer también declaró la hermana del acusado, cuya versión de los hechos coincidió con la formulada por éste el primer día de juicio. La mujer, que declaró en inglés acompañada de un intérprete, indicó que el padre de la víctima habría afirmado que conocía los problemas de su hija con la bebida. Tanto el acusado como su hermana mantienen que tanto el marido como la mujer habían bebido antes de regresar al hotel en aquella fatídica noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios