El aeropuerto tendrá enlaces con 136 destinos este verano

  • Hasta 53 líneas aéreas operarán 247 rutas, la mayoría a Europa

  • Crece el número de plazas y de vuelos

Un avión a punto de aterrizar en el aeropuerto de Málaga. Un avión a punto de aterrizar en el aeropuerto de Málaga.

Un avión a punto de aterrizar en el aeropuerto de Málaga. / javier albiñana

El aeropuerto internacional de Málaga tendrá conexiones directas esta temporada de verano -que arrancará el domingo 25 de marzo y concluirá el sábado 27 de octubre- con 136 destinos, de los cuales la mayoría están en Europa. Según informó ayer Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), operarán en este aeropuerto un total de 53 líneas aéreas que harán 247 rutas, pues hay varias ciudades a las que se vuela a varios aeropuertos como es el caso, por ejemplo, de Londres, donde el aeropuerto de Gatwick es el principal destino pero que hay otros en conexión como Stansted, Luton o Heathrow.

Las perspectivas son favorables este verano para el sector turístico porque las aerolíneas han ofertado 16,1 millones de plazas en sus aviones, un 4,7% más que el año pasado, y harán 94.040 vuelos, un 5,8% más. Habrá además nueve destinos nuevos respecto a la temporada de verano del año anterior, siendo el más exótico el de Doha de Qatar Airways. El aeropuerto de Málaga es eminentemente internacional como se puede apreciar claramente en las rutas. De las 247 existentes, 207 son a países europeos, siendo Reino Unido el líder indiscutible con 58 rutas. Este verano volarán entre Málaga y las islas británicas 27.500 aviones con una capacidad máxima de cinco millones de plazas.

El Reino Unido es el destino estrella con 58 rutas, 27.500 vuelos y 5 millones de plazas

En el conjunto de Europa habrá un 2,5% más de asientos disponibles, hasta contabilizar un total de 13,6 millones, y casi 75.500 vuelos, un 2,2% más. Reino Unido es el destino con más enlaces, pero es especialmente significativo el crecimiento de otros mercados. Cabe destacar especialmente que las conexiones con Alemania subirán esta temporada de verano un 5,1% en asientos y un 4,5% en vuelos ya que la Costa del Sol aún está sufriendo los efectos de la quiebra de Air Berlín. En la feria turística ITB, celebrada la pasada semana en la capital germana, se destacó esa preocupación del sector turístico por la pérdida de vuelos de esa compañía, aunque se confió en que el resto de líneas puedan absorber sus slots (permisos de aterrizaje y despegue) con la mayor celeridad posible.

El mercado francés también apuesta fuerte por la Costa del Son con un 12,9% más de plazas disponibles y un 11,4% más de operaciones, mientras que hacia o desde Dinamarca habrá un 17% más de asientos y un 16,2% más de vuelos. Los enlaces a Nueva York de Delta Airlines, uno de los más solicitados en la temporada veraniega, seguirán plenamente operativos, así como rutas a Canadá.

Los vuelos nacionales tienen menor peso en el aeropuerto malagueño pero, poco a poco, se están abriendo nuevas vías de conexión, hasta el punto de que este verano habrá 30 rutas con destinos españoles. Las líneas aéreas van a poner un 20% más de vuelos entre Málaga y otras ciudades españolas, contabilizando un total de 16.500, con un 13% más de asientos disponibles hasta los dos millones. Las líneas aéreas no abren rutas por que sí, sino que activan o desactivan vuelos en función de la demanda esperada. La Costa del Sol fue visitada el año pasado por 12,5 millones de turistas y, por otra parte, la recuperación económica está permitiendo que aumente el número de malagueños y otros ciudadanos andaluces que hacen escapadas turísticas o profesionales a otros destinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios