El sector agrícola se desmarca de la subida de precio de alimentos básicos

  • La producción final agraria en Málaga ascendió en 2007 a 759,8 millones de euros, casi lo mismo que el año pasado

Las importantes subidas de precio de algunos alimentos básicos no está siendo causada por los agricultores y ganaderos. Así lo aseguran en la patronal agraria Asaja, quienes culpan a las grandes multinacionales de monopolizar el sector de la intermediación y la venta final al cliente, pagando un escaso precio por el producto en origen a los agricultores. Los datos así lo demuestran. En Málaga, la producción final agrícola en 2007 se elevó a 569,6 millones de euros, un 0,34 por ciento menos que en 2006.

"El valor en origen no se parece en nada al que luego se encuentra en el supermercado pero los agricultores no podemos hacer nada por evitarlo porque esa es la ley del mercado", explicó ayer Carlos Blázquez, secretario general de Asaja en Málaga.

Javier Ciézar, presidente provincial de esta organización, fue más allá. "Está habiendo un beneficio excesivo y descontrolado por parte de los intermediarios. Nosotros hemos pensado alguna vez en hacer cooperativas y vender directamente nuestro producto, pero ya hemos llegado tarde porque aquí apenas nos podríamos llevar un beneficio del 15 por ciento. Hoy en día hay 20 multinacionales que controlan todos los supermercados del mundo y que compran barcos completos de productos de distintas procedencias del mundo, muchas de ellas sin controles sanitarios, en la bolsa de Chicago u otros sitios. Controlan la intermediación y el destino final, mandan en el mercado y nosotros no podemos competir".

Ante este panorama, ¿qué pueden hacer los agricultores? Ver seguir la corriente. Desde Asaja señalaron que este ejercicio no ha sido de los peores. Los cereales han incrementado su precio un 63 por ciento aunque, según Blázquez, "llevaban parados desde hace 20 años y ahora ha habido un fuerte crecimiento de la demanda mundial". Los cítricos han experimentado la segunda mayor subida de precios, un 56 por ciento, aunque Blázquez achaca ese incremento a que "el año pasado directamente dejamos que se pudrieran los limones en el árbol porque nos ofrecían un precio tan bajo que no nos compensaba, y este año la situación ha vuelto a la normalidad". En cualquier caso, el kilo de limones lo venden los agricultores malagueños a 0,25 euros y es difícil encontrarlo en una superficie comercial por menos de 1,20 euros. El lastre para la facturación del sector agrario en Málaga el año pasado fue el aceite. Tras un incremento del 51 por ciento en 2006, en 2007 cayó el precio un 32 por ciento hasta los 143,62 millones de euros.

La peor parte se la llevan los ganaderos. La carne de cerdo ha visto mermado su precio para los agricultores en torno a un 20 por ciento en Málaga, mientras que el vacuno sólo ha subido un 1 por ciento. Los huevos, con un alza del 16 por ciento, y la leche, un 17 por ciento, han mantenido al sector hasta llevar a la producción final ganadera en Málaga a los 190,17 millones de euros, un 4,1 por ciento más.

Carlos Carreira, técnico de Asaja especializado en ganadería, señaló ayer que la ganadería en Málaga "vive uno de sus peores momentos" porque el precio del pienso -compuesto principalmente por cereales y proteínas- ha pasado de los 19 céntimos por kilo a los 27 céntimos. "A eso hay que añadirle que hemos sufrido varias plagas, como la de la lengua azul, que ha llevado a que algunas explotaciones pierdan el 40 ó el 50 por ciento de sus animales".

Si se suman ambos segmentos, el sector agrario en Málaga facturó 759,83 millones de euros el año pasado, un 0,75 por ciento más que en 2006, por lo que consolida su tendencia a la baja en el Producto Interior Bruto Provincial ya que, por ejemplo, sólo las empresas del Parque Tecnológico ya facturan el doble que todo el campo malagueño.

759,8

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios