Un agricultor de Antequera tiene un yacimiento romano en su huerto, amenazado por el AVE

  • El hombre descubrió que, cuando regaban, el agua desaparecía inmediatamente, y sus sospechas se confirmaron al comprar un tractor cuyo arado chocaba con las construcciones inferiores

Comentarios 2

Un agricultor de Antequera tiene en su huerto una villa romana que le impide arar la tierra con tractor y frecuentemente halla nuevos objetos y restos, algunos de los cuales están en el museo de la localidad por su interés, lo que ha hecho que el AVE a Granada pase por la zona sobre un viaducto.

El agricultor propietario, Miguel Guerrero, ha explicado a Efe que la finca era de su familia, descubrió que, cuando regaban, el agua desaparecía inmediatamente, y sus sospechas se confirmaron al comprar un tractor cuyo arado chocaba con las construcciones inferiores.

"Contacté con un arqueólogo, estuvieron excavando y se descubrió que a unos centímetros de profundidad había una villa romana. Después he visto un mosaico romano, dieciocho albercas y dos casas romanas, y todo lo comuniqué", ha indicado Guerrero.

El Ayuntamiento de Antequera envió un escrito en el que señalaba que no podía edificar en la finca ni arar a más de veinte centímetros porque estropearía la villa romana, algo que asegura haber respetado siempre.

"Quedan expresamente prohibidas las labores de arado en los terrenos afectados por la delimitación del yacimiento, salvo las que se realicen con cultivador y que no profundicen más de veinte centímetros", recoge la comunicación firmada por el arqueólogo municipal, a la que ha tenido acceso Efe.

"Así se ha hecho, yo ya no aro con tractor, pero me encuentro con la sorpresa de que han proyectado por aquí el trazado del AVE, nunca me han dicho nada, y van a estropear la villa romana", ha manifestado Guerrero.

"Lo mismo que a mí me han impedido construir y arar, ahora Adif debería saber que el AVE no puede pasar por aquí porque es un bien de interés cultural", ha explicado Miguel Guerrero.

Según explicó Adif en la presentación del trazado del AVE, la vía salvaría el yacimiento de la Huerta del Ciprés, como se le denomina, con un viaducto cuyos soportes tienen una separación de 35 metros, más lejana de la habitual.

"Esos grandes pilares van sobre unas grandes plataformas que donde tengan que soportarse, estropearán el yacimiento y además hay que hacer una zanja para el cableado", ha explicado Miguel Guerrero.

Hasta que llegue el AVE, Miguel sigue cultivando y regando, actividades que ha venido desarrollando durante este tiempo en el que además ha encontrado figuras de barro e incluso un pequeño tesoro de monedas en el fondo de un canal romano.

"Yo esto no lo quiero para mí, deberían descubrirlo y, como está cerca de Antequera que la gente pueda visitarlo, porque es un yacimiento muy importante", ha afirmado Guerrero.

Según el arqueólogo excavador de la Huerta del Ciprés, Antonio Riñones, la villa romana de la Huerta del Ciprés tuvo una larga ocupación en el tiempo, con una primera de la fase imperial y otra posterior de los siglos III y IV.

"Es una gran villa romana con zonas de producción, vivienda, con restos de mosaicos, de mármoles y con un cuerpo de togado", ha señalado el arqueólogo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios