El alcalde de Sierra de Yeguas, condenado a dos años de multa por un delito de lesiones

  • El juez le ha conmutado un año de prisión por dos de multa a 6 euros diarios

El Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga ha condenado al alcalde de Sierra de Yeguas, Rafael Sánchez (PP), a dos años de multa a seis euros diarios por un delito de lesiones cometido en 2003.

El alcalde de Sierra de Yeguas alcanzó un acuerdo con el fiscal y aceptó los cargos y una condena de un año de prisión, e, incluso antes de la fecha prevista para la vista oral pagó una indemnización a la víctima. Sin embargo, el magistrado sustituye en la propia sentencia la condena de un año de cárcel por dos años de multa que, a seis euros diarios, se elevan a un total de 4.380 euros.

Los hechos ocurrieron a las 17.30 horas de la tarde del 31 de diciembre de 2003, cuando el denunciante, Alfonso Martín, se dirigió al corralón de compra de aceitunas que Rafael Sánchez poseía en Sierra de Yeguas y donde se encontraba en compañía de sus dos hijos.

Según la sentencia, los hijos del actual alcalde agredieron a Alfonso Martín a puñetazos, mientras que "Rafael Sánchez Lavado cogía una horca y también le golpeaba".

A consecuencia de estas agresiones, Alfonso Martín sufrió una herida inciso contusa de 10 centímetros de longitud en la cabeza, cefalea y mareos, así como una sobreinfección de herida en el cráneo y hematomas en ambos brazos. La víctima necesitó tratamiento médico quirúrgico y tardó en sanar 13 días, de los cuales tres estuvo impedido para desarrollar sus tareas habituales.

El juez también condena a los dos hijos del ex alcalde por delitos de lesiones a tres meses de prisión que sustituye por seis meses de multa, también a seis euros diarios.

El regidor de Sierra de Yeguas señaló ayer que estos hechos fueron consecuencia de las desavenencias políticas que tenía con el que fuera alcalde del municipio entre 1987 y 1995, Juan García (IU).

"En 2003 gané las elecciones e hice una auditoría que no gustó. Me pusieron una moción de censura, me echaron de la alcaldía [el 9 de diciembre de 2003] y no contentos con eso quisieron matarme". No obstante, Rafael Sánchez se mostró ayer "tranquilo y satisfecho" tras haber alcanzado un acuerdo con el fiscal y haber indemnizado debidamente a Alfonso Martín.

Tras la agresión ocurrida aquel 31 de diciembre también denunció a el ex alcalde de IU, al hijo de éste y a la víctima por amenazas, injurias, daños y lesiones por agresión. En la misma sentencia, el titular del Juzgado de lo Penal número 5 absuelve al ex alcalde de IU, a su hijo y a Alfonso Martín de los hechos que le imputaba el regidor de Sierra de Yeguas.

Antes de que tuviera lugar la agresión, Rafael Sánchez había interpuesto dos denuncias en la Guardia Civil después de que personas no identificadas hubieran puesto petardos de gran intensidad en su domicilio y haberle taponado la puerta de acceso al puesto de aceitunas que explotaba en el pueblo malagueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios