El alcalde abre la puerta al circuito de F1 y asegura que lo estudiará "con cariño"

  • Destaca la dificultad que tiene por la gran bolsa de suelo necesaria y por los posibles efectos medioambientales

Comentarios 5

El Ayuntamiento de Málaga no cierra las puertas a la construcción de un circuito de velocidad en la capital de la Costa del Sol. La iniciativa, liderada por un grupo de empresarios, recibió ayer el aval del alcalde, Francisco de la Torre, quien se mostró dispuesto a "estudiar con cariño" la iniciativa, aunque no eludió los inconvenientes que presenta esta infraestructura. En especial, en lo que toca a la bolsa de suelo necesaria para su desarrollo, que debería ser, al menos, de un millón de metros cuadrados.

Un piedra en el camino de esta actuación que se antoja fundamental, a tenor de lo dicho por el regidor del PP. "El espacio de Málaga que puede servir para acoger actividades, sean residenciales o productivas, hay que medirlo mucho y ver a qué lo dedicamos porque es un espacio relativamente reducido", explicó De la Torre al ser cuestionado por esta intervención, adelantada ayer por este periódico. A su juicio, los espacios disponibles en el término municipal "deben acoger actividades de gran valor añadido, que puedan generar riqueza y puestos de trabajo".

Características, ambas, que, según el alcalde, reúne el circuito de Fórmula 1. Pero a ellas se suman, como elementos negativos, la gran extensión de terrenos que requiere y los posibles efectos medioambientales que tendría. Por ello, abogó por analizar la viabilidad del proyecto "con una visión global", que no se limite a la ciudad, sino que se amplíe al área metropolitana, mediante el diálogo con la Junta de Andalucía.

"A lo mejor puede encajar a caballo de Málaga y otros términos municipales o, inclusive, en el entorno muy cercano de la capital", consideró, al tiempo que dijo que eso obligaría a contemplar la delimitación del circuito en el Plan de Ordenación Territorial (POT) de Málaga y su área metropolitana, que impulsa la Administración autonómica, y el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la capital.

La propuesta de los privados, que mantuvieron varias reuniones con los responsables de la Gerencia de Urbanismo en los últimos años, prevé una inversión próxima a los 40 millones. Respecto a la localización, se apunta a la zona noroeste del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) como la más idónea.

Desde la oposición, el portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, mostró su posición "desfavorable" a la iniciativa, a tenor de los datos conocidos hasta el momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios