El alcalde pide ahora "no hacer declaraciones" sobre el PGOU y "trabajar" con la Junta

  • Defiende que toda negociación se haga por los cauces normales, es decir, con reuniones

Cambio de discurso. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, abogó ayer por "trabajar" con la Junta de Andalucía para aprobar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la capital y "no hacer declaraciones" al respecto. Mensaje que lanza apenas unos días después de que fuese él mismo el que enturbiase el presunto acuerdo alcanzado en relación con el nuevo planeamiento al vincularlo a la concesión por parte del Gobierno regional de financiación para impulsar proyectos municipales valorados en unos 130 millones de euros.

Frente al pulso de la pasada semana, rechazado por el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, De la Torre optó ayer por suavizar sus manifestaciones. "Estamos en el tiempo de trabajar y de hacer menos declaraciones", apostilló.

Según expuso a los periodistas, en la reunión del pasado martes en Sevilla, "se dieron pasos importantes" para desbloquear el documento, aunque, como subrayó, "queda trabajo por hacer". Por ello, confió en que "se vaya trabajando en ambos sentidos". A juicio del regidor del PP, "es mejor que cualquier tipo de trabajo y de negociación se haga por los cauces normales, es decir, reuniones y conversaciones".

Preguntado por el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (Potaum) y el recurso que presentó el Ayuntamiento ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), defendió la decisión e insistió en que en el planeamiento del Ejecutivo andaluz "hace falta definir bien las competencias de unos ámbitos y otros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios