El alcalde ordena un año después arreglar la escala de 42 metros

  • El vehículo no fue arreglado el año pasado por falta de dinero

  • Critican el deterioro que sufre Bomberos

El alcalde ordena un año después arreglar la escala de 42 metros El alcalde ordena un año después arreglar la escala de 42 metros

El alcalde ordena un año después arreglar la escala de 42 metros

El trágico incendio ocurrido el pasado martes en la barriada de Ciudad Jardín, con la muerte de un hombre de 50 años y otras cuatro personas heridas, ha acabado poniendo el foco de la crítica sobre la gestión que el equipo de gobierno del PP viene realizando en los últimos años en el servicio contraincendios de la ciudad. El cuestionamiento, que viene siendo verbalizado en los últimos meses por los propios funcionarios de bomberos y por buena parte de los grupos de la oposición municipal, se amplifica ahora tras desvelarse que la falta de presupuesto impidió el año pasado al Ayuntamiento de la ciudad afrontar el arreglo de un camión grúa capaz de alcanzar los 42 metros de altura. La demora acumulada desde la rotura de este equipamiento ronda ya el año y medio.

En este escenario, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, salió al paso para anunciar que había dado orden para que se acometa de manera "inmediata" la reparación de esta herramienta, cuyo arreglo está presupuestado este año en unos 120.000 euros. El paso adelante dado por el regidor se produce, eso sí, más de un año después de que la avería esté pendiente de subsanación. El vehículo fue adquirido por el Ayuntamiento en 2009 tras desembolsar unos 900.000 euros.

Piden que se vuelva a destinar a Bomberos el dinero del convenio con Unespa

De la Torre, además, aseguró haber solicitado un informe desde el momento en que fue adquirido, recordando que ha habido ocasiones en las que el mismo ha sido prestado a otros municipios, y "tengo noticias de que a veces no se devuelven en las mejores condiciones". "Por qué ha habido fallos en vehículos que son costosos de reparar", se preguntó. No obstante, precisó que la utilización de este tipo de vehículos tiene sus riesgos tanto para los bomberos como para las personas a las que se trata de salvar, apostando por la mejora de los propios edificios.

Por su parte, el concejal de Seguridad, Mario Cortés, trató ayer de bajar el tono de la discusión que se viene manteniendo en los últimos días en relación a la rotura de la escala, subrayando que se trata de un equipamiento que "apenas se usaba", ya que la mayoría de los fuegos se producen en plantas más bajas. Incluso, explicó que en incendios por encima de la planta 10 los protocolos recomiendan que los rescates se hagan por las escaleras. "Parece que es que tenemos obligación de tener una escala en función del edificio; eso es inviable. El edificio más grande que tenemos es el de La Malagueta, con 25 plantas; ¿qué pasa, necesitaríamos de una escala de esa dimensión?", se preguntó.

Interpelado por el hecho de que esa escala no haya sido reparada tras más de un año, Cortés habló de la existencia de dificultades empresariales y de falta de presupuesto. Este último elemento lo relacionó con la decisión del área de dar prioridad a la compra de una autoescala de 32 metros. "Se consideró que era prioritario porque sabemos que se va a utilizar todos los días; pensamos que podía esperar la grúa de 42 metros", explicó.

El paso adelante dado por De la Torre no impidió que numerosas voces en la esfera municipal denunciasen la situación en la que se encuentra el Cuerpo de Bomberos. Los grupos de la oposición coincidieron en señalar que lo ocurrido es "un ejemplo más del estado de deterioro" que afecta a este colectivo.

A ello se sumó la convicción de que hay un antes y un después de que el Consistorio decidiese ingresar directamente en la caja general los fondos que anualmente aporta la entidad Unespa, la Asociación Empresarial del Seguro, en lugar de destinarlos con carácter finalista al mantenimiento y mejora del servicio contraincendios, que era su naturaleza inicial. A modo de ejemplo, este acuerdo supuso en 2012 un aporte para este servicio de 1.340.000 euros y de otros 1.181.766 euros en 2013.

"Es el signo más claro del abandono que sufre el servicio de bomberos desde hace años tanto en materia de personal como de medios técnicos", dijo el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, quien aludió a los problemas "palpable" en los parques, a los vehículos averiados y una plantilla envejecida. "Todo esto empieza a ocurrir con Julio Andrade decidió que los fondos de Unespa fuesen a la caja común y no a los temas de seguridad".

Este argumento es corroborado por el resto de portavoces municipales. Rafael Gálvez, concejal del PSOE, tildó de "inadecuada" la decisión adoptada en su día por parte del equipo e gobierno, ya que ello contribuyó de manera "fundamental" al estado de deterioro sufrido en los últimos años, por ejemplo, en el parque central de Bomberos de Martiricos, que ahora sí va a ser objeto de una profunda rehabilitación, valorada en 4,2 millones de euros. Según Gálvez, ello ha hecho que el dinero destinado del presupuesto a este servicio cayese de manera radica a unos 500.000 euros en 2013 y a otros 300.000 euros en 2014. "Es lamentable la imagen que está dando el servicio contraincendios", apostilló.

La portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, abundó en esta idea y responsabilizó al equipo de gobierno del PP de cuanto está ocurriendo. "Hay cuestiones muy serias de falta de mantenimiento que ya nos expusieron los bomberos antes de acceder nosotros al Ayuntamiento; ahora se ha puesto en portada este tema por el incendio, pero es un punto más de la situación de abandono en la que están los bomberos". Por ello, al igual que expresó Alejandro Carballo, de Ciudadanos, reclamó que el alcalde se siente a negociar "de verdad" con los bomberos.

El edil del partido naranja, socio de investidura de De la Torre, abogó por dar marcha atrás en la decisión adoptada en 2013 con los fondo Unespa y que ese dinero se vuelva a destinar a Bomberos. "Lo de la escala es un ejemplo más, aunque es más clamoroso", dijo, al punto de señalar que entre otras denuncias recibidas por trabajadores de bomberos está el no poder emplear las radiales en los rescates "porque las hojas están caducadas; solo pueden usar sierras normales; nos han contado mil cosas como esas; son ejemplos de la desinversión realizada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios