El alcalde pedirá disculpas a una pareja por el retraso en su boda

  • El Ayuntamiento ha sido condenado a pagar 3.000 euros porque la Policía Local no dejó pasar al coche de la novia

Comentarios 4

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, pedirá "disculpas" a la pareja que denunció al Ayuntamiento porque el día de su boda, el 7 de mayo de 2005, la Policía Local no dejó pasar al coche de la novia, pese a tener el correspondiente permiso, lo que provocó que ésta llegara a la iglesia de la Encarnación, en la calle Compañía, una hora tarde. El Consistorio ha sido condenado por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Málaga a pagar a Ana Belén Quirós y Juan José Rivas, los afectados, una indemnización de 3.000 euros por "el daño moral" producido.

De la Torre señaló que como alcalde lamenta "que pasara eso", de lo que dijo haber tenido conocimiento ahora que se ha hecho pública la sentencia.

El primer edil malagueño indicó que ha pedido información al respecto y confió en poder "profundizar" para saber qué ocurrió exactamente. Asimismo, añadió que, "aunque pueda parecer una anécdota sin importancia, yo sí le doy importancia".

En su opinión, "hay que buscar una flexibilidad de la aplicación de la norma", de modo que situaciones como la de Ana Belén Quirós y Juan José Rivas "no se produzcan".

Ana Belén y su novio Juan José se casaron el 7 de mayo de 2005 en la iglesia de la Encarnación de la calle Compañía. La pareja pidió permiso para circular con el coche de la novia por la calle Compañía hasta llegar a la puerta de la iglesia, el cual les fue concedido. Sin embargo, el día de la boda la Policía Local les impidió acceder al estar pasando por varias vías del centro las cofradías que iniciaban su camino al Rocío. "Yo había caído en eso y cuando fui a recoger el permiso al Ayuntamiento lo advertí, pero me dijeron que no tendría problemas porque el papel estaba firmado por el concejal", según el relato de Rivas.

El chófer intentó entrar por calle Compañía, primero; luego por la Plaza de la Merced, por calle Nueva. Y nada. Al final tuvieron que dejar el coche en el Puente de la Esperanza e ir corriendo casi 800 metros hasta la iglesia, lo que obligó a que la ceremonia empezara con una hora de retraso.

El juzgado ha condenado al Ayuntamiento por el "daño moral identificado con el grave disgusto y las molestias infligidas a los novios en un día tan significativo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios