El alcalde aviva la polémica del blindaje de cargos al quitárselo sólo al que se jubila

  • De la Torre dice que la cláusula del contrato de José Estrada, gerente de Promálaga, era "decorativa e innecesaria más que real", pero mantendrá la de Yolanda de Aguilar, responsable del Palacio de Ferias

Comentarios 7

La polémica sobre los altos sueldos y cláusulas de blindaje de varios altos cargos de confianza del Ayuntamiento de Málaga centró ayer el debate en el Pleno. El equipo de gobierno del PP respondió a las mociones de la oposición con otra iniciativa urgente, en la que el alcalde rectificó a medias su posición inicial, pero no consiguió aclarar las muchas dudas que han surgido sobre los contratos. De la Torre decidió eliminar el blindaje de uno de sus cargos directivos, el gerente de la sociedad Promálaga, José Estrada, pero en realidad avivó la polémica ya que éste se jubila al término de este mandato y la otra cláusula de indemnización criticada por la oposición se mantendrá. Se trata de la de Yolanda de Aguilar, responsable del Palacio de Ferias, cuyo cese costaría a las arcas municipales unos 338.000 euros, dado que su sueldo bruto anual asciende a 169.000 euros (se suma un plus de productividad de 36.000 euros) y tiene una compensación de dos anualidades.

De la Torre dijo que la cláusula del contrato de Estrada era "decorativa e innecesaria más que real", dado que su vinculación profesional con el Consistorio termina en mayo de 2011, fecha de su jubilación. También subrayó que el carácter indefinido de su contrato "es más un tema simbólico porque en 2007 puso su cargo a disposición de Promálaga". Argumentó que, pudo deberse a que si De Aguilar lo tenía, "podía ser lógico que lo tuviera también el responsable de Promálaga, de la que depende el Palacio de Ferias". No obstante, desde la oposición criticaron duramente este hecho, dado que se trata de un cargo de confianza, "elegido a dedo", y no fruto de un proceso de selección pública.

Respecto al caso de De Aguilar, el alcalde expuso que su situación mercantil y profesional la determinará el futuro ente que administre y gestione esta infraestructura, compuesto mayoritariamente por la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), aunque con presencia del Consistorio, y que podría ser una realidad en "unos pocos meses", ya que "se lleva un año y medio de negociación".

Otro de los contratos en el punto de mira de la oposición era el de Ana Benavides, gerente de la radio televisión municipal, Onda Azul, y ex jefa de prensa del Ayuntamiento. Según comentó el alcalde, a petición Benavides se ajustará la vigencia de su contrato al mandato del equipo de gobierno, es decir, a mayo de 2011, en lugar de a noviembre de ese año como se recoge ahora.

El Pleno también aprobó establecer la aplicación del mínimo legalmente posible en la productividad acordada en los contratos del Palacio de Ferias y de Promálaga, cuyos responsables tienen un sueldo que duplica al del alcalde. La nómina de estos cargos de confianza no se rebajará, según explicó De la Torre, porque para tener "los mejores gestores públicos" hay que competir con los precios del mercado. En este sentido, avaló a Estrada por su currículum en la empresa privada. "Llegó al sector público perdiendo dinero", dijo. En cuanto al fichaje de De Aguilar, señaló que fue "una selección complicada, un mercado reducido de expertos y había que captar a una persona con experiencia como la suya, con 14 años en Ifema".

Además, según De la Torre, para garantizar la máxima transparencia en la gestión municipal, el Ayuntamiento publicará en su página web (www.malaga.eu) los cargos de confianza, los altos puestos directivosy sus niveles salariales precisando los nombres si la Ley de Protección de Datos lo permite. Sobre los plazos, se llevará a efectos "en muy pocas semanas". En alusión a la Diputación y otras instituciones gobernadas por los socialistas, el regidor subrayó que el Ayuntamiento "sólo contrata a profesionales de prestigio, no políticos en paro, y que trabajan aquí full time".

Las mociones de los dos grupos de la oposición relativas a este tema, por su parte, fueron rechazadas, salvo un punto de Izquierda Unida que coincidía con otro de los populares y éstos lo apoyaron. Así, la auditoría laboral externa que pedían los socialistas no se llevará a cabo. Su portavoz, Rafael Fuentes, criticó "la falta de transparencia" del PP y puso como ejemplo que haya tardado "un año y medio" en darles información sobre los contratos de los cargos directivos. "De la Torre está acostumbrado a gobernar Málaga como si fuera su cortijo", volvió a reprocharle Fuentes una vez más al regidor. El portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, insistió en la ilegalidad de realizar estos blindajes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios