El alcalde acorta sus vacaciones para pedir a la Junta que no dilate el PGOU

  • De la Torre explicó que ya ha enviado los documentos necesarios para la aprobación del plan general, por lo que la definitiva deberá ser en noviembre

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, interrumpió ayer sus vacaciones para exigir a la Junta de Andalucía que "cumpla con sus compromisos" y, por tanto, apruebe definitivamente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad "cuanto antes". De la Torre señaló que desde el Consistorio han hecho "todas las tareas" enviando toda la documentación referente al plan general por lo que "es exigible" que se cumplan los calendarios que la Junta tiene en esta materia. En este sentido recordó que el Gobierno andaluz se comprometió a que el visto bueno del plan general estaría para noviembre , por lo que instó a la Junta a que no repita "los plazos incumplidos" que se han producido en tramitaciones anteriores del plan.

En el pleno del pasado mes de julio del Ayuntamiento se aprobó el PGOU de forma provisional y "rápidamente", entre julio y agosto, envió la documentación a las áreas, las consejerías y los organismos autonómicos y de la Administración central que tenían que opinar al respecto.

"En septiembre, por tanto, se cumplen los plazos y partir de ahí, la Junta tiene cinco meses para dar la aprobación definitiva", aunque, según el compromiso adoptado por el Ejecutivo andaluz, daría respuesta al plan en la mitad de tiempo establecido, por lo que, según las previsiones del alcalde, la aprobación definitiva debería estar lista para el mes de noviembre.

De la Torre hizo hincapié en la importancia que tiene la aprobación definitiva del PGOU de Málaga, ya que supone "abrir el camino a una serie de proyectos, iniciativas y posibilidad que tiene la ciudad". Así , puso como ejemplo actuaciones como las a desarrollar en los suelos de la fábrica Epcos -antigua Siemens-, ubicados en una zona cercana del Palacio de Ferias, el macrohospital que promueve la Junta, la nueva Ciudad Deportiva del Málaga Club de Fútbol, en la zona de San Julián, la ampliación del Museo de Artes y Costumbres Populares de la Fundación Unicaja, y los antiguos terrenos de Repsol, donde se prevé la construcción de un parque, oficinas y viviendas.

Durante la rueda de prensa, en la que estuvo arropado por la responsable de Economía, Carolina España, el concejal de Vivienda, Diego Maldonado, el edil de Turismo, Elías Bendodo, y su homólogo en Urbanismo, Manuel Díaz, el regidor criticó "la falta de información sobre el Plan del Guadalmedina".

"El segundo informe que está llevando a cabo el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) para buscar una solución que permita la integración en la ciudad del río Guadalmedina, no se puede hacer sin la participación del Ayuntamiento", reivindicó De la Torre, quien aseveró que no se les "está tomando en cuenta a efectos ni siquiera de la información que se puede producir".

"El Ayuntamiento debe opinar de manera constructiva, sin la intención de monopolizar la opinión, en lo que se defina en el Cedex, por lo que necesitamos tener la información técnica, puntualizó el alcalde de Málaga, que apostó por "trabajar desde el consenso".

Asimismo, también criticó que no se ha creado el Comité Técnico de Seguimiento que se acordó en una reunión de la fundación Ciedes -formada por administraciones públicas, sindicatos, empresarios, federaciones de vecinos, etcétera-. Además, dijo desconocer el encargo que hizo la Agencia Andaluza del Agua al organismo dependiente del Gobierno central. "Las respuestas a los requerimientos que hemos hecho han sido nulas", denunció, al tiempo que reclamó "consenso" y que "no se trabaje de manera unilateral ni ocultando información ni quitando participación al Ayuntamiento".

El alcalde subrayó que la futura actuación sobre el Guadalmedina es "un proyecto muy importante" e hizo hincapié en que "sigue siendo prioritario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios