La juez dicta una orden de alejamiento para la madre del bebé ingresado con signos de maltrato y su pareja

  • El padre biológico es el que se hará cargo del menor tras concederle su custodia con la supervisión de la Junta de Andalucía

El Juzgado de Instrucción Número 3 de Málaga, en funciones de Juzgado de Guardia de detenidos, ha imputado por un delito de maltrato a la pareja sentimental y a la madre del bebé de 18 meses que fue ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga a consecuencia de diversas lesiones. Tras prestar declaración ante la juez de Guardia, ambos fueron puestos anoche en libertad con una orden de alejamiento respecto del menor. La juez acordó igualmente conceder la custodia del menor a su padre biológico.

El bebé de 18 meses que el pasado domingo fue atendido en las Urgencias del Hospital Materno Infantil de la capital malagueña con signos de presuntos malos tratos continuaba ayer ingresado en el centro sanitario aunque su estado no revestía gravedad. "Se encuentra estable, no tiene lesiones de gravedad", aseguró ayer el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Daniel Pérez. El pequeño fue llevado al hospital por su madre, vecina de la zona de Carretera de Cádiz, que declaró que se había caído de la cuna, como adelantó ayer Málaga Hoy.

En la revisión, los pediatras encontraron hematomas en distintas zonas del cuerpo. Además de no corresponder a las lesiones propias de la caída que relataba la progenitora, encontraron distintos niveles de evolución de las lesiones, lo que significa que no se produjeron en el mismo momento, sino en días sucesivos y de forma, supuestamente, reiterada. Ante la sospecha de los facultativos se activó el protocolo de posible maltrato infantil y se comunicó al juzgado y a las fuerzas policiales. La Policía Nacional, tras el parte dado por los médicos y las primeras investigaciones realizadas, procedió a la detención tanto de la madre del pequeño, de 25 años, como de su compañero sentimental, de 22. Ambas detenciones se produjeron en la madrugada del lunes y los dos jóvenes son de nacionalidad española.

La investigación iniciada por los agentes culminó ayer por la tarde con la puesta a disposición judicial de los dos detenidos por un presunto delito de malos tratos. Mientras, en el Hospital Materno Infantil se actuaba de forma coordinada con el Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía. "El Servicio de Protección de Menores está buscando a los familiares más cercanos de niño y se está actuando de forma coordinada para atender al menor desde punto de vista sanitario y social", explicaron desde el centro hospitalario, que subrayaron que el bebé "está acompañado en todo momento".

El delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Daniel Pérez, apuntó que ayer se estaba "pendiente de que llegue el padre biológico del pequeño, que será la persona que recoja al niño del hospital". El padre del bebé no se encontraba en la provincia de Málaga y tampoco tuvo conocimiento de lo sucedido hasta que la propia Junta de Andalucía pudo localizarlo. "Cuando supo de lo ocurrido se puso en camino y, salvo decisión judicial que lo impida, será él quien se haga cargo del menor", apuntó ayer el delegado de Salud. "Desde el Servicio Protección de Menores estamos encima de este caso, como no puede ser de otra manera, y estamos trabajando con el centro sanitario y las fuerzas policiales de forma coordinada", agregó Daniel Pérez.

Tanto en hospitales como en centros de salud de Málaga se detectan al año más de un centenar de casos de abusos y prácticas violentas con menores y en casi la mitad de los casos, la supuesta agresión procedía de los progenitores o los cuidadores directos de los pequeños. En el Distrito Málaga-Valle del Guadalhorce se remitieron en 2013 un total de 135 partes judiciales en los que las víctimas eran menores de 18 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios