Las alergias se vuelven a adelantar este año por las altas temperaturas

  • Los hospitales malagueños ya han empezado a atender los primeros casos de alérgicos a los ácaros, cipreses y parietarias, aunque el mayor pico no está previsto que se produzca hasta el mes de marzo

Aún falta más de un mes y medio para que empiece la primavera y las alergias ya han empezado a aparecer. Las intensas lluvias que se registraron a finales de diciembre unidas a las altas temperaturas del mes de enero han favorecido la floración de algunas especies vegetales como las parietarias y los cipreses, cuyos niveles están aumentando de forma progresiva desde la semana pasada. Los hospitales malagueños están atendiendo los primeros casos, aunque el mayor pico se espera a partir de marzo.

Como viene siendo habitual en los últimos años, las inusuales temperaturas que se dan en la época invernal están haciendo que los miles de alérgicos al polen que hay en la provincia empiecen a sufrir antes sus consecuencias. La tendencia que se observa desde hace algún tiempo es que el periodo de floración se está adelantando entre tres y cuatro días por año, mientras que la polinización también se prolonga entre cinco y siete días más.

Por ahora los niveles de polen más elevados se están dando en las parietarias y los cipreses, aunque según explicó ayer María del Mar Trigo, profesora de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga, es lo habitual en estas fechas y "la situación todavía está tranquila".

Aún son bajos pero las previsiones apuntan a que seguirán aumentando a partir de la semana que viene, sobre todo, en las zonas rurales donde ya se están registrando niveles de parietaria moderados.

Lo peor llegará a partir de las próximas semanas y su intensidad dependerá de las condiciones meteorológicas que se produzcan hasta entonces. Si continúa sin llover y las temperaturas se sitúan por encima de lo normal como hasta ahora se podría adelantar la floración de otras especies como los plátanos de sombra, que normalmente no florecen hasta marzo. En el caso de las plantas herbáceas la situación es distinta, ya que si no llueve "tenderán a secarse e incluso no llegar a florecer", aseguró.

Pero si por el contrario las lluvias aparecen en febrero los niveles de polen de especies como el olivo y las gramíneas llegarán a ser muy elevados durante los meses de abril y mayo.

La encina y el alcornoque no está previsto que empiecen a florecer hasta el mes de abril y, según la experta, es difícil predecir lo que va a ocurrir durante la primavera con tanta antelación. A pesar del adelantamiento de algunas especies, indicó que su comportamiento "es el habitual" de otros años.

Las consultas de alergología del Hospital Carlos Haya de Málaga sí lo están notando y ya han comenzado a atender los primeros casos de alergias. Lo curioso es que de momento los pacientes más numerosos son aquellos con alergia a los ácaros. La razón, según el presidente de la Sociedad Andaluza de Alergología y especialista de este centro hospitalario, Alfonso Miranda, es que las lluvias de principios de año hicieron que aumentaran los niveles de humedad y como consecuencia propiciaron la aparición de estos alergógenos.

Los casos de pacientes alérgicos al ciprés también se están atendiendo desde hace una semana, a pesar de no ser la patología más prevalente, y en menor medida que los afectados por los pólenes de parietarias.

El 80 por ciento de los pacientes de la provincia de Málaga son alérgicos al olivo y a las gramíneas, por lo que se espera que el mayor pico se dé a partir del mes de abril. Los síntomas más habituales son conjuntivitis, asma y rinitis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios