Un almuerzo entre vinos

  • Las Garrafas es una de las bodegas más emblemáticas de Málaga con casi un siglo de historia · Conserva la decoración rústica en la que destacan sus garrafas

Las Garrafas es una de las bodegas más emblemáticas de Málaga. Cuenta con casi un siglo de historia desde que abriera sus puertas en 1915 y durante todo este tiempo se ha conservado la decoración rústica del local, destacando sobre todo las tradicionales garrafas de vidrio que se utilizaban para transportar el vino y que dan nombre al sitio. Su aire de taberna malagueña de época es el ambiente ideal para pasar un rato agradable acompañado de familiares y amigos.

Uno de los aspectos más destacados, como buena bodega, son sus vinos de Málaga con denominación de origen, que se pueden degustar acompañados de alguna de sus tapas. Destacan la ensaladilla rusa, la ensaladilla malagueña, pipirrana de pulpo, bacalao con pisto, tortilla rellena o pinchito moruno como algunas de las más demandadas por los clientes. Con respecto a su clientela, cuenta Alexander González, director de marketing del Grupo Entreplatos, al que pertenece este local, que "llama mucho la atención que siendo un restaurante tan antiguo sea muy frecuentado por grupos de jóvenes. Parece que la comida tradicional les gusta bastante". También acuden muchos turistas que buscan probar los sabores típicos de nuestra tierra.

Las Garrafas además ofrece de lunes a viernes a la hora del almuerzo el menú del día. El precio es económico, tan sólo 7,5 euros, que incluye un primer plato, un segundo, un postre, el pan y una bebida. Los platos que se incluyen en el menú rotan cada día y varían dependiendo de la estacionalidad. Suelen ser platos que se encuentran en la carta y todos son caseros. Mientras que en verano suele haber salmorejo, porra antequerana y ajoblanco como primer plato, en invierno siempre hay un plato de cuchara como unas lentejas, sopa de picadillo o sopa de marisco. Entre los segundos hay algún pescado del día a la plancha, albóndigas caseras, croquetas o huevos rotos con chorizo, mientras de postre se puede optar entre natillas, arroz con leche y tarta de queso, entre otros. Fuera del menú, la especialidad de la casa es el plato de los montes.

Su ubicación hace que esta bodega sea un lugar muy frecuentado por malagueños y turistas, ya que se encuentra en la calle Méndez Núñez, a un paso de la plaza Uncibay. Las Garrafas pertenece al Grupo Entreplatos, que incluye negocios hosteleros muy conocidos en el centro de la capital como el restaurante Mariano, El Rincón del artista, la Bodega El Patio, especializada en arroces, y la Taberna El Piyayo, un clásico del pescaíto frito en la ciudad. Cuenta Alexander que en este momento se encuentran en plena expansión: "Abriremos en el primer trimestre de este año dos locales más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios