La ampliación del Cercanías evitaría la tuneladora en la obra del Metro

  • El paso del suburbano por la Alameda, a la espera de la decisión de Fomento

Comentarios 1

La decisión del Ministerio de Fomento de estudiar la ampliación de la línea del Cercanías hasta la Plaza de la Marina, en pleno centro de Málaga, podría dar respuesta a una de las grandes incógnitas del proyecto del Metro: cómo se construirá el túnel en la Alameda Principal y el Paseo del Parque, puntos por los que transitará el denominado tramo común del suburbano, entre Guadalmedina y La Malagueta. Expertos consultados por este periódico concluyeron que la posible coincidencia de ambas infraestructuras en el mismo espacio obligaría a ejecutar los túneles mediante muros pantalla, resolviendo la duda que aún existe en relación a la utilización de la tuneladora en esta parte de la obra del ferrocarril urbano.

Eso siempre que se usase el sentido común y se apostase por aprovechar el mismo tajo de obra para las dos infraestructuras, lo que evitaría duplicar las actuaciones y, por ende, las molestias que ello supondría para los vecinos y las afecciones para la ciudad. Por ello, las fuentes consultadas subrayaron la importancia de que la Junta de Andalucía y el Gobierno central coordinen sus actuaciones, de tal manera que los trabajos que se desarrollen permitan la creación de un doble nivel para el paso soterrado de los trenes del Metro y del Cercanías.

El debate abierto en relación al sistema constructivo del trazado del suburbano entre Guadalmedina y La Malagueta ha estado paralizado en los últimos meses, desde que la entonces consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, abogase por aplazar cualquier paso en esta fase del proyecto hasta resolver cualquier discrepancia técnica con el Ayuntamiento de la ciudad.

Pero más allá de las diferencias que puedan existir con el equipo de gobierno del PP, que en el devenir de esta infraestructura han sido numerosas, la realidad es que, según las fuentes, el principal motivo por el que la Administración autonómica no ha encargado aún el proyecto constructivo del tramo común reside justamente en la dilación de Fomento en concretar la prolongación del Cercanías hasta la Marina. Este hecho está obligando a los responsables del ente Ferrocarriles Andaluces a mantener una situación de espera en lo que a la obra se refiere, según las fuentes.

De acuerdo con este planteamiento, la Junta mantiene su compromiso de desarrollar la conexión del suburbano desde Renfe hasta La Malagueta, como contempla el proyecto original, aunque se apuesta de forma decidida por poner en funcionamiento cuanto antes las partes del trazado en los que sea posible. Este es el caso del ramal de Carretera de Cádiz, que se extiende entre el Martín Carpena y la estación Héroe Sostoa, y cuya ejecución está ya por encima del 50%. La previsión es que esta infraestructura esté culminada y pueda empezar a funcionar a finales de 2009.

El siguiente paso diseñado por la Junta pasa por continuar este servicio hacia Teatinos, a través del tramo de la línea 1 que discurre entre el futuro intercambiador de Renfe y las cocheras, que estarán localizadas en Los Asperones. Esta fase de los trabajos, que aún no se han iniciado, no estará lista, previsiblemente, antes de 2011.

Asimismo, los técnicos autonómicos han iniciado ya la cuenta atrás para que se dé inicio a las obras en el ramal a Teatinos. Tras la adjudicación del primero de los tajos, que discurre plenamente en superficie entre la Avenida Doctor Domínguez y las cocheras, atravesando todo el campus universitario, Ferrocarriles Andaluces confía en que las primeras actuaciones reciban el pistoletazo de salida a principios del próximo mes de mayo. Ello será posible si el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía corrobora en su reunión del próximo martes la propuesta de adjudicación realizada por este ente, que eligió la propuesta presentada por la unión temporal de empresas (UTE) compuesta por BSK, Copcisa y Rover Alcisa. La oferta plantea un plazo de 15 meses para el desarrollo de las tareas, que afecta a una longitud algo superior a los tres kilómetros, y una inversión de 15 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios