economía

Un aniversario para chuparse los dedos

  • El Grupo Gorki cumple un cuarto de siglo

  • Posee nueve restaurantes y una variada oferta gastronómica

Restaurante Gorki: tapas, bocadillos y vinos en calle Strachan. Restaurante Gorki: tapas, bocadillos y vinos en calle Strachan.

Restaurante Gorki: tapas, bocadillos y vinos en calle Strachan. / M. H.

Ya son 25 años desde que Luis Higuera y Gonzalo Ramírez apostaran en Málaga por un concepto diferente de restauración como las baguettes o el vino de calidad servido por copas. El primer local, en calle Strachan, lo inauguraron en diciembre de 1992 y a día de hoy ya cuentan con nueve restaurantes en la capital con una oferta muy variada entre ellos pero con algo en común: "una oferta de calidad".

Dentro de la diversificación de oferta, Gorki ofrece tanto restaurantes como organización de eventos en sus locales de El Candado Beach y Antonio Martín, la última adquisición del grupo en 2015. Esta partida "es muy importante dentro del grupo y año a año va a mejor", según palabras de Ramírez.

El grupo, que cuenta con un valor de 4,5 millones actualmente, logró un crecimiento en su facturación de un 40% en los dos últimos años, algo que espera seguir aumentando en los próximos ejercicios, y tiene una plantilla de entre 100 y 140 empleados en función de la demanda de la temporada.

Ramírez tiene claro, a pesar de las buenas inversiones realizadas, que tras la adquisición de Antonio Martín no vendrá ninguna más. "Quiero ocuparme de lo que tengo y hacerlo bien, cuidarlo cada día más", aseguró. De esta forma descarta continuar aumentando la cartera de restaurantes del grupo, centrándose en los que tienen actualmente.

Si algo tienen en común los nueve restaurantes, a excepción del local de calle Strachan, es su cercanía con el mar. Para Ramírez "Málaga es mar" y por eso siempre buscaron "ubicaciones estratégicas" -algo que también cumple el Gorki Selección del centro-, una de las claves para el buen funcionamiento de un local de restauración.

Después de la apertura de La Barra -con la que se buscaba una cocina propia y más elaborada con un precio más alto- llegó El Candado, la expansión del Gorki y El Tres, de alta cocina clásica, que desde 2015 se trasladó a Antonio Martín junto al Ba (una fusión de comida japonesa y Malagueña) en una apuesta por un local con cuatro cocinas, además de la celebración de eventos. La oferta del grupo la completa La Cocotte, un local de cócteles, copas y tentempiés, y La Machina en Pedregalejo. Éste último establecimiento antes era el Mar de Pedregalejo y se varió su oferta en lo que fue "un cambio drástico de negocio que ha ido muy bien", según Ramírez. "Es un tipo de cocina que se estaba demandando", para un público más joven, como el resto de locales de la zona, y que completa una oferta gastronómica dentro del grupo en la que "cada restaurante es muy diferente al resto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios