Siete y cinco años de cárcel por drogar a dos amigas y abusar de ellas

  • El Tribunal absuelve a los dos hombres del mismo delito sobre otras tres mujeres, al no quedar acreditado que anularan su voluntad

Comentarios 1

"Unas pastillas del fármaco trankimazin" disueltas en las copas de dos amigas le valieron a dos hombres para abusar sexualmente de ellas, un delito que la Audiencia Provincial de Málaga considera probado y por el que ha condenado los dos acusados a penas de cárcel de casi siete años, en uno de los casos, y cinco años, en el otro. No ha podido acreditarse, sin embargo, el mismo delito sobre otras tres mujeres más; el Tribunal explica en la sentencia que sus declaraciones son "vagas o imprecisas" o "no son suficientemente consistentes en cuanto al hecho de la ausencia de voluntad".

Los dos encausados, -en prisión provisional desde febrero de 2012 por esta causa- acudieron según declara probado la Audiencia Provincial, a la autocaravana propiedad de unos de ellos para "tomar unas copas" con dos amigas una noche de madrugada. Allí, los dos, "concertados al efecto y a fin de conseguir privar de sentido" de las dos mujeres, disolvieron las pastillas de citado medicamento en sus vasos, de manera que una vez que los consumieron su contenido "quedaron en un estado de seminconsciencia, momento que aprovecharon los acusados para dar satisfacción a sus deseos sexuales con las mismas".

El Tribunal condena a J. C. G. P. a cinco años y tres meses de prisión por abusar sexualmente de una ellas, a lo que suma otro año y medio por el mismo delito cometido sobre la otra amiga. Además, le prohibe acercarse a menos de cien metros de la víctima por un periodo de siete y tres años, respectivamente.

Para el otro encausado, F. M. G. el Tribunal le impone dos años de prisión también por un delito de abuso sexual sólo sobre una de las dos amigas, así como la prohibición de acercarse a ella a menos de cien metros durante tres años. El Ministerio Fiscal solicitó inicialmente 18 años de prisión para cada uno de los dos acusados. Los dos condenados deberán someterse a programas de reeducación sexual durante 8 años en el caso del primero y cinco años en el otro, un periodo en el que también tendrán prohibido "interactuar en redes sociales de contacto o que propicien el mismo", todo ello dada "la dinámica en que se han producido los hechos delictivos".

Las dos víctimas deberán, además, ser indemnizadas con 3.000 euros en el caso de la que sufrió abusos por parte de los dos condenados, y con 1.500 euros la otra. El fiscal pidió también en su escrito indemnizaciones mayores, de 10.000 y 4.000 euros, una cantidades que la acusación particular elevó a 10.000 y 20.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios