La parcela de la antigua fábrica de amoniaco acogerá 1.400 viviendas

  • Urbanismo acuerda con los propietarios del suelo que el 45%, unas 640, sean protegidas · El terreno pasa de uso industrial a residencial en el nuevo PGOU

Comentarios 1

Los suelos sobre la que se levantaba la antigua fábrica de amoniaco de Málaga capital, localizados en las proximidades de la textil Intelhorce, pasarán a albergar en los próximos años un importante desarrollo residencial con alrededor de 1.420 viviendas, de las que 640 serán de protección oficial (45%). Así lo anunciaron ayer fuentes municipales, que informaron de la firma de un convenio entre la Gerencia de Urbanismo y la propietaria de la parcela, la mercantil Reina Martín S. L., según el cual el equipo de gobierno del PP se compromete a modificar el tradicional uso industrial de esta parcela por residencial.

El acuerdo entre las partes introduce algunas variaciones respecto a los parámetros inicialmente planteados en la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). Los principales avances son un aumento de la edificabilidad de la pastilla, que pasa a ser 0,5, lo que permite ampliar el techo edificable a los 139.265 metros cuadrados, unos 32.000 más que en la aprobación inicial. Un incremento que se destina en su mayoría a vivienda protegida, para la que se reservan 57.517 metros frente a los 31.048 de antes.

Asimismo, aumenta la densidad de viviendas por hectárea, que se fija en 55. A ello hay que sumar 11.450 metros cuadrados de techo para uso terciario y comercial, casi 6.500 más de los inicialmente previstos, y 25.374 metros de sistemas generales calificados de viario.

De acuerdo con los datos facilitados por el Consistorio, la tipología residencial que primará en estos terrenos, que tienen una superficie superior a los 285.683 metros cuadrados, será el de planta baja, más cuatro alturas, más ático, lo que implica un aumento en una altura sobre el modelo planteado en la aprobación inicial del Plan General. El acuerdo, suscrito ayer por el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, y el representante de Reina Marín, SL, Fernando Quesada Mejías, incluye la obligación de la firma privada a ceder al Consistorio 26.663 metros cuadrados de suelo no urbanizable sectorizado en el ámbito colindante promovido por Sepes.

La medida fue criticada por el portavoz municipal el PSOE, Rafael Fuentes, quien destacó el afán del PP por suscribir convenios urbanísticos, con los que trata de hacerse con más plusvalías. Por el contrario, se felicitó de que al final se haga caso a los planteamientos socialistas y se apueste por aumentar el número de VPO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios