El 'apagón analógico' se hará el 29 de marzo en la mitad de la provincia

  • Industria desconectará ese día el centro emisor de Mijas, que da señal a Málaga, Marbella o Benalmádena · El Gobierno afirma que el 91% de los hogares ya ven la TDT

Ya hay fecha. El 29 de marzo se producirá, definitivamente, el cese de las emisiones en señal analógica y el inicio de la digital en el centro de Mijas, desde donde se transmite a 51 municipios de la provincia, entre los que se encuentran Málaga capital, Marbella, Benalmádena, Mijas o Rincón de la Victoria. Así lo anunció ayer el portavoz de la Oficina Nacional de Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) del Ministerio de Industria, Ignacio León, que, junto al subdelegado del Gobierno, Hilario López Luna, se reunió con alcaldes y concejales de los 73 municipios malagueños que aún no se han incorporado de lleno a la TDT.

Tras varios años de trabajo, el final de las emisiones analógicas está más cerca que nunca. Oficialmente, nadie podrá ver la televisión si no descodifica la señal digital el 3 de abril. Sin embargo, "el proceso de apagado no se puede realizar en un sólo día, por lo que comenzaremos el 10 de marzo y lo terminaremos el 30 de forma que el 3 de abril esté todo el trabajo realizado", afirmó León.

El portavoz destacó que se ha llegado a un acuerdo con la Junta de Andalucía para que el cambio en el centro emisor de Mijas sea el 29 de marzo, mientras que "posiblemente a lo largo de esa semana lo haremos también en los otros tres centros que dan señal a municipios malagueños". El centro de Córdoba emite para Alameda, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos y Villanueva de Algaidas; el centro de Parapanda a Antequera, Mollina o Archidona, entre otros; y el de Valencina de la Concepción (Sevilla) a Ronda, Arriate, Pujerra y Cartajima.

Desde la oficina nacional de la TDT se quisieron trasladar ayer dos mensajes claros. El primero es que, según León, "el 91% de los hogares malagueños ya ven la TDT" y el segundo es que, ese porcentaje restante, debe darse prisa a la hora de adaptar la antena de la comunidad, la vivienda unifamiliar o comprar el descodificador digital porque, de no hacerlo, el ciudadano no podrá ver la televisión.

Para animar o avisar a ese número de familias que aún quedan por dar el salto, el Ministerio de Industria hará una nueva campaña de comunicación a través de la cual habrá puntos informativos en distintos municipios y un autobús recorrerá ocho localidades.

Hasta el momento, el apagón analógico ya se ha realizado en 24 municipios malagueños -los que formaban parte de la fase dos de la transición a digital- y, según León, "no ha habido ningún problema".

No obstante, cualquiera que vea la TDT en casa habrá podido comprobar que, de vez en cuando y dependiendo del canal, se producen fallos en la señal. Se paraliza la imagen y el sonido o, directamente, no se ve absolutamente nada. León justificó ayer estos desfases en varias líneas. En primer lugar, señaló que "la cobertura analógica ha tardado 50 años en dar la calidad actual y con la digital sólo llevamos dos años, por lo que aún necesita una estabilización en su potencia". Por otra parte, recordó que los centros emisores "no están aún al 100% de sus posibilidades digitales porque siguen emitiendo, de forma simultánea, en analógica, por lo que es bueno que se produzca el apagón cuanto antes para que todo sea digital". En tercer lugar, advirtió que "hay muchos casos en los que el problema no es la señal sino una mala instalación en la vivienda o edificio" por lo que pidió a los vecinos que sólo contraten a profesionales. De hecho, los instaladores siempre se han quejado de un excesivo intrusismo en el sector al calor de este nuevo negocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios