Los aparcamientos cerrados para bicis entran a funcionar esta semana

  • El objetivo del Consistorio es que se puedan aparcar en parkings municipales

Los tres aparcamientos cerrados destinados a bicicletas previstos por el Ayuntamiento de Málaga empezarán a funcionar esta semana. Dos de estas estancias bici, que es como se denominan, se localizan en el campus universitario de Teatinos y la otra en las inmediaciones del Palacio de Deportes Martín Carpena. En cuanto a los dos aparcamientos ubicados en el campus de Teatinos, uno se encuentra en la zona de la Biblioteca General y otro cerca del polideportivo, según informó el concejal de Movilidad, Raúl López.

El objetivo de estos aparcamientos es, además de ofrecer una alternativa segura para aparcar bicicletas, fomentar un sistema intermodal de transportes, compaginando el uso del autobús y de la bici. Su construcción ha supuesto una inversión de unos 60.000 euros a cargo del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local (Feesl). Estos espacios, que están acotados pero no son herméticos, cuentan con una puerta de acceso, que, por el momento y hasta ver la aceptación de la iniciativa, no tendrá cerradura. No obstante, sí hay en el interior anclajes de seguridad para las bicis.

Por el momento, los ciclistas podrán acceder sin ningún tipo de tarjeta a estos tres contenedores, cuya capacidad se sitúa en las 64 bicicletas -el del polideportivo de la UMA- y en las 32 -las dos restantes-. Se está estudiando, de todos modos, si es posible la utilización de la de los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) para establecer un control. La elección de estas primeras ubicaciones responde a que cumplen varios requisitos: "tener un importante número de posibles usuarios, la conexión con carriles bici, que la instalación de los contenedores no genere un gran impacto visual y contar con el consenso vecinal", según López. En este punto, ha destacado la acogida mostrada por la Universidad de Málaga (UMA).

Resaltó, no obstante, que el objetivo de estos contenedores de almacenaje "no es dar cobertura a todas las bicicletas, sino a aquellas cuyos usuarios, por tener un mayor valor y temer que se las robasen, no se atrevían a dejarlas en los aparcamientos en superficie". Por otra parte, el Ayuntamiento está estudiando como su próximo objetivo la posibilidad de que las bicicletas se aparquen en los 'parkings' municipales, algo para lo que habría que solucionar primero determinadas cuestiones como los accesos, ya que los ciclistas no pueden subir por las rampas.

Este aspecto se tendrá en cuenta en la edificación de los nuevos aparcamientos; sin embargo, los ya construidos presentan este inconveniente, además de que "las bicicletas no pueden ir por donde entran y salen los coches porque podría haber atropellos". Según el concejal de Movilidad, se trabajará para que "pueda haber alguno operativo en este año 2012".

Estas nuevas estancias bici se suman a los 119 aparcamientos en superficie que existen en la ciudad y que se distribuyen, en líneas generales, en función de la demanda. López ha asegurado que "estamos en un proceso de incorporación al mundo de la bicicleta muy dinámico"; de hecho, cada vez la bicicleta se utiliza más como medio alternativo de desplazamiento por la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios