Los arquitectos advierten de que "no se puede improvisar" en el centro

  • Vargas señala que la Junta y el Ayuntamiento deberían tener ya un plan de tráfico

El decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga, Antonio Vargas, advirtió de que, teniendo en cuenta el punto en el que están las obras del Metro, "no valen improvisaciones", y opinó, por tanto, que "lo conveniente y necesario ya" sería que el Ayuntamiento y la Junta hubieran tomado una decisión técnica definitiva sobre cómo quedará el tráfico en la zona sur del centro, desde el Paseo del Parque y el de los Curas hasta la Alameda y hasta la glorieta de Manuel Alcántara, en la avenida de Andalucía.

"Lo lógico sería que las cosas estuvieran ya pensadas", afirmó Vargas, añadiendo, en este sentido, que "estamos metiendo el metro en el centro de la ciudad y lo que no parece que tenga mucho sentido es la sensación de que las instituciones plantean todavía una continua reflexión de que sería mejor una u otra cosa". "Parece que todo esto se está pensando sobre la marcha y que hay un total descontrol", criticó.

Por ello, manifestó que en este momento "deberían estar coordinadas ya las obras municipales y las del metro" y, por tanto, "estar resuelto el tema de cómo resolver el tráfico", algo que, a su juicio, "es fundamental". "Parece un poco de locos que a estas alturas estemos todavía diciendo si el problema es dos o tres carriles en el Paseo de los Curas; es que estamos haciendo ya las obras", resaltó Vargas.

"Las obras para que llegue el Metro al centro ya son inevitables, por lo que hay que aprovecharlas para reformar este eje de tráfico de manera conjunta y coordinada y no dejar la ciudad abierta y empantanada", declaró el responsable del Colegio de Arquitectos.

Vargas se pronunciaba así después de que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento estén buscando ahora una solución para el tráfico en el Paseo de los Curas que permita conseguir permeabilidad tras retirar la verja que separa el puerto de la ciudad y después también de que se haya retomado el proyecto para peatonalizar la plaza de la Marina y la calzada central de la Alameda Principal.

Sobre la decisión final de la Junta de retirar la verja del puerto, en respuesta a la demanda de numerosos colectivos, indicó que, "evidentemente, hay que poner una barrera de protección, en tanto que hay un desnivel de 1,5 metros, de manera que se eviten caídas, pero no por ninguna otra cosa porque en la prolongación de la Alameda no hay una verja y no se atropella a la gente". Además, como precisó, ese elemento "podría ser sólo un pequeño seto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios