Tres arquitectos entre los detenidos en la tercera fase del caso Almogía

  • Los implicados en la operación Almexia contra el urbanismo ilegal se elevan ya a 21 después de que la Guardia Civil arrestara la semana pasada a otras cinco personas

Comentarios 4

Tres arquitectos, la hermana del teniente de alcalde y un ex concejal del Ayuntamiento de Almogía son los últimos detenidos en la operación Almexia contra la trama de urbanismo ilegal destapada en el municipio el pasado mes de octubre. Son los implicados de la tercera fase del caso que investiga el Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga y ya se elevan a 21 el número de imputados.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Málaga presentó el pasado viernes ante el juzgado que instruye el caso y la Fiscalía las nuevas diligencias de este caso de urbanismo ilegal, en el que se encuentra también implicado el alcalde de la localidad, el socialista Cristóbal Torreblanca.

La investigación por parte de los agentes se ha saldado con otros cinco detenidos que están acusados de un presunto delito de falsedad documental y otro urbanístico. Al parecer, según confirmaron a este periódico fuentes judiciales, tanto la hermana del teniente de alcalde del municipio, también imputado en la trama, como el ex concejal del Ayuntamiento presuntamente pidieron una licencia para reformar o ampliar una vivienda que resultó que no existía porque estaba en ruinas.

Pero la investigación no se da por cerrada y aún podrían producirse nuevas detenciones en esta operación que la Guardia Civil destapó el pasado 21 de octubre con el registro del Consistorio y la Casa de la Cultura en busca de, al menos, una quincena de expedientes urbanísticos sobre los que se podría haber producido alguna irregularidad en su tramitación. Un total de 13 personas fueron detenidas en esa primera fase, entre los que se encontraban varios funcionarios y concejales, el secretario accidental del Ayuntamiento, arquitectos y dos policías locales, entre otros.

Aunque en un primer momento las sospechas de la Guardia Civil se centraron en un posible delito de prevaricación, las declaraciones de los implicados y la comprobación de la numerosa documentación intervenida a lo largo de los últimos meses hizo que se ampliara el abanico de presuntos delitos al de cohecho, falsedad documental, tráfico de influencias, negociación prohibida para funcionarios públicos y alteración del precio de las cosas. La segunda fase de la operación Almexia (Almogía en árabe) se desarrolló tras las fiestas navideñas y se saldó con otros cuatro detenidos que también deberán ser llamados a declarar por la jueza que instruye el caso por su presunta implicación en esta trama de urbanismo ilegal.

El Seprona investigó buena parte de las presuntas irregularidades urbanísticas cometidas a través de una página web del municipio en la que los vecinos colgaban los rumores que apuntaban al Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios