La asistencia por ahogamiento se duplica respecto a 2014

  • El 061 recibe 38 peticiones entre junio y julio Los pediatras recuerdan que es la segunda causa de muerte accidental entre menores

Las piscinas y las playas en verano suponen un arma de doble filo debido a los casos registrados de personas con síntomas de ahogamiento. Tan sólo en los meses de junio y julio, el centro coordinador de urgencias y emergencias del 061 en la provincia atendió un total de 38 peticiones de asistencia por ahogamiento, lo que supone casi el doble de casos que los registrados durante el mismo periodo de tiempo en 2014, cuando se recibieron 20 solicitudes por este motivo.

El cóctel del verano y el agua es aún más peligroso entre los menores y adolescentes: de los 33 pacientes con síntomas de ahogamiento asistidos por los equipos de urgencias y emergencias sanitarias de la Consejería de Salud, 11 son menores de 14 años. De hecho, según recuerda el director de la Unidad de Pediatría del Hospital Regional de la capital, Antonio Urda, en la Unión Europea los ahogamientos son la segunda causa de muerte accidental en menores de 19 años después de los siniestros de tráfico. Asimismo, el 061 añade que la asfixia por inmersión o ahogamiento es especialmente frecuente en los niños de entre uno y cuatro años. Por ello, los pediatras instan a extremar la vigilancia tanto en las playas como en las piscinas, ya que estos casos son muy frecuentes en recintos privados.

Durante el mes de julio, en la provincia, han llegado a ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Materno Infantil de Málaga tres menores con síntomas de ahogamiento en apenas 11 días. El primero de estos casos fue el de una niña de 12 años y origen noruego que quedó atrapada por el pelo en un jacuzzi de una urbanización de Estepona. La menor falleció después de estar varios días ingresada en estado grave y ser trasladada a un centro hospitalario del país escandinavo.

Otro de los niños, de dos años, fue rescatado de una piscina de una vivienda en Alhaurín de la Torre. El pequeño presentaba una parada cardorespiratoria y fue trasladado en estado grave a la UCI del centro sanitario en la capital, donde continúa ingresado en el mismo estado. El último de estos tres casos fue el de un menor de seis años rescatado de una piscina de Marbella. Tras pasar varios días en la UCI del Materno pasó a planta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios