La aspiración de Málaga de recuperar el Benítez recibe un nuevo varapalo

  • La Audiencia Nacional desestima un recurso del Consistorio en el que exigía la reversión de la finca · De la Torre anuncia que presentará un recurso ante el Tribunal Supremo

Comentarios 3

Nuevo varapalo judicial a las aspiraciones del Ayuntamiento de Málaga de recuperar la propiedad de los terrenos del antiguo Campamento Benítez, una reivindicación histórica de la ciudad desde que la parcela fuese cedida al entonces Ministerio de la Guerra en el año 1924. El último intento judicial del equipo de gobierno en dar la vuelta a la actual situación, que mantiene en manos de la Administración central esta finca, acaba de ser desestimada por la Audiencia Nacional.

El Alto Tribunal invalida, en una sentencia a la que tuvo acceso este periódico, el movimiento realizado por el Consistorio, de mediados del pasado año, cuando pretendía usar la fórmula del silencio positivo para lograr la reversión de los terrenos, aludiendo a que desde el Ministerio de Defensa no se había contestado a la exigencia planteada en enero de 2004. Frente al argumento esgrimido por el Ayuntamiento, la Audiencia Nacional entiende que esta fórmula no puede generar un acto por el que "se adquieren facultades o derechos cuando se carece de los requisitos esenciales para su adquisición".

Este pronunciamiento, emitido con fecha 21 de enero, provocó ayer la reacción inmediata del equipo de gobierno del PP. El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, al que pilló por sorpresa la decisión, anunció que recurrirá el fallo ante el Tribunal Supremo, al mostrarse convencido de que "la reivindicación histórica de la ciudad de Málaga es justa". Por ello, precisó que los servicios jurídicos estudiarán las posibilidades que abre esta sentencia, que, según dijo, no responde a la cuestión planteada, y anunció "las acciones judiciales necesarias para conseguir que los tribunales reconozcan una demanda de Málaga y sus ciudadanos, aprobada por el Parlamento de Andalucía y que sigue negando el Ministerio de Fomento".

La sala de lo contencioso de la Audiencia Nacional concluye, además, en base a los antecedentes del hecho y a los documentos existentes sobre la cesión del suelo objeto de la polémica por parte del Ayuntamiento, que los terrenos son de pleno dominio del Estado. Para ello, señala cómo la escritura de propiedad del antiguo acuartelamiento Comandante Benítez, fechada el 3 de mayo de 1928, fija que la donación se realiza "en pleno dominio", al tiempo que agrega que la aceptación se efectúa "lisa y llanamente".

"En esta escritura de donación no se advierte ningún modo, pues ni siquiera se hace constar el destino del predio donado. Se trata, en consecuencia, de una donación pura, no modal", describe la sentencia. Texto que choca directamente con el argumento que desde hace más de una década viene usando el Ayuntamiento, que ha insistido en que la cesión del suelo al Estado se hizo para un uso determinado, en su caso para la instalación de la Brigada de Reserva de Ejército de África, con lo que una vez finalizado ese destino la finca debería volver a manos de la ciudad.

Sin embargo, tras el acuerdo de cesión original, de 30 de julio de 1924, se constata la existencia de una acta del Pleno del Ayuntamiento de Málaga, de 20 de mayo de 1925, en la que el jefe de Derechos y Propiedades del Ramo de la Guerra devolvió el proyecto de cesión antes mencionado para que fuese modificado "en el sentido de que la donación sea de pleno dominio y sin causa de reversión alguna".

Frente a ello, De la Torre insistía ayer en que la cesión del suelo se hizo con la exigencia de que fuese devuelto a Málaga tras el uso previsto y consideró que en el proceso "no se ha discutido sobre el fondo de la donación", sólo sobre los efectos de la omisión o silencio del Gobierno. Asimismo, el equipo de gobierno del PP insistió en que no se discute "la disposición y la ocupación de los terrenos, que seguirán siendo para la ejecución del Museo de Transporte del Ministerio de Fomento". "Sí se discute la propiedad que viene siendo una reivindicación histórica y justa de la ciudad de Málaga, y que se devuelva gratuitamente a la ciudad lo que en su día la ciudad aportó gratuitamente al Gobierno", sentenció el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios