Detalles del plan general Apuesta por el transporte público y alternativo

El autobús urbano dibuja su futuro...

  • El PGOU reserva 20 plataformas para readaptar su uso al Metro · La mayoría de las cabeceras deberán abandonar la Alameda

Comentarios 3

En poco más de un año, los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) tendrán un vecino privilegiado, más moderno, más potente: el Metro. El paso inicial del suburbano en la zona de Carretera de Cádiz y en la zona de ampliación del campus universitario de Teatinos será seguido en los próximos años por nuevas ampliaciones de trazado, lo que, previsiblemente, convertirá al ferrocarril urbano en competidor del autobús. Mismos pasajeros, mismos usuarios, para dos medios de transporte.

Y con esta filosofía, los técnicos responsables del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la capital, en la línea de lo ya expuesto por los responsables de la EMT, empiezan a perfilar en el documento de planeamiento el futuro del autobús. Lo hacen dibujando sobre el escenario urbano una veintena de plataformas destinadas a la flota de autobuses, con un punto de partida: la necesidad de que los autobuses abandonen la Alameda Principal. Este escenario, que durante décadas ha servido de estancia para buena parte de sus cabeceras, se presume será reino de preferencia para el Metro.

El efecto directo que tendrá la puesta en servicio de las líneas 1 y 2 del ferrocarril urbano en la capital, que según las previsiones municipales rebajará un 30% el número de viajeros de la empresa municipal (el pasado año cerró en 44,5 millones de usuarios), hace que los técnicos ya piensen en alternativas para mantener el papel protagonista de los autobuses.

"Habrá que ir readaptando las propias líneas, eliminando unas, creando y refundiendo otras, pero sobretodo tendrá que cambiar su filosofía, que hasta el momento ha sido la de conectar el centro con la periferia de forma radial", explican los técnicos responsables del Plan General, que abogan por "adecuar" los trazados "a su nueva función que será, además, la de complementar al ferrocarril urbano".

Para ello, insisten, "tendrá que abandonar la Alameda Principal como ubicación tradicional de la mayoría de las cabeceras de líneas y buscar otros puntos mucho más interesantes como las distintas paradas de Metro o los nuevos intercambiadores proyectados". Una medida con la que, a juicio de los técnicos, "no sólo cumplirá su nuevo papel enlazando amplias zonas de la ciudad con las líneas de Metro y con el Cercanías, sino que también se verá beneficiada de este flujo diario de pasajeros".

Es decir, "si no puedes con tus enemigos, únete a ellos". Y en este contexto en el que el PGOU traza los caminos a recorrer en los próximos años, que se traducen en más carriles-bus, que hagan competitivo en tiempo y calidad el transporte colectivo en carretera. La evolución que contempla es radical si se tiene en cuenta que en este momento la red de plataformas reservadas en la ciudad es escasa: el Parque, la Alameda, la Avenida de Andalucía, Héroe Sostoa, Ayala-Salitre, Cuarteles y calle Hilera son los pocos ejemplos existentes.

Una de las aportaciones que se hace en el plan es la idea de sustituir la Alameda por la Estación María Zambrano como gran punto de referencia y del que partirán buena parte de los viales propuestos. Entre ellos, uno que enlace con las calles Salitre y Cuarteles y alcancen el Puente de Tetuán, punto desde el que se plantea que se bifurque en dos ramales: el primero, hacia el eje Alameda-Parque hasta Torrijos, y el segundo, por los pasillos laterales del Guadalmedina hasta el Puente de Armiñán, prolongándose hacia la zona norte, cubriendo el espacio de la Avenida Guerrero Strachan, el entorno de La Rosaleda y dotándolo de "carácter de eje del barrio" de Ciudad Jardín.

Pero no son las únicas propuestas, entre las que destacan la idea de crear uno desde el futuro megahospital hasta la vía de cierre de los polígonos a través de los nuevos viales que se construirán en la ampliación de la Universidad, Buenavista, La Corchera y El Tarajal. Asimismo, se contemplan carriles específicos de carácter interno para comunicar la ciudad consolidada con barrios periféricos como Campanillas y Churriana.

30

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios