Los autobuses urbanos de la capital mantendrán el mismo precio durante 2018

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga ha decidido no subir ninguna de las tarifas de los autobuses urbanos para este año 2018. Es decir, que todos los precios de estos servicios se mantienen igual desde 2013, con lo que se está "favoreciendo y posibilitando que los ciudadanos no noten variación en el acceso a los mismos a lo largo de seis años consecutivos". Aún con la renovación de la flota realizada, con 46 nuevos autobuses -11 de ellos eléctrico-híbridos-, y una inversión cercana a los 16 millones de euros, factores que inciden en el coste del servicio, el Consistorio ha apostado por mantener el mismo precio del billete de autobús, así como de todas las tarjetas para colectivos sociales: multiviaje, mensual, estudiantes, jóvenes, anual, familiar y jubilados bonificada, entre otros; según informó ayer el Ayuntamiento en un comunicado. No subir ninguno de los precios de los autobuses urbanos en 2018 sigue situando a Málaga como "una de las grandes ciudades españolas" con el coste del transporte urbano "más económico", acentuando el compromiso del equipo de gobierno por la movilidad sostenible, para que los ciudadanos puedan realizar sus desplazamientos en una flota de autobuses "cada vez más respetuosos con el medio ambiente", destacó.

El Ayuntamiento ha mantenido el precio de transporte público durante los últimos años. El billete ordinario llevará desde 2013 en el mismo valor -1,30 euros-, "muy por debajo de ciudades como Barcelona donde ya cuesta 2,15 euros".

Por su parte, la tarjeta de diez viajes habrá estado igualmente seis ejercicios consecutivos al mismo precio --8,30 euros-- "por debajo de otras grandes ciudades como Madrid, donde ya cuesta 18,30 euros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios