Los autónomos reclaman sanciones a empresas morosas y reincidentes

  • Las Administraciones y el sector privado reducen el periodo medio de pago, pero se sigue incumpliendo lo que marca la ley

Los autónomos están ya cansados de tener que soportar una alta morosidad tanto por parte de las Administraciones Públicas como de otras empresas y exigen que se tomen medidas como, por ejemplo, sancionar "a aquellas empresas que incumplan de forma reiterada, y siempre y cuando responda a malas prácticas, los plazos de pago con sus proveedores". Así lo indicaron ayer desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), una entidad que denuncia que los impagos se están convirtiendo en una técnica financiera habitual entre las empresas para mejorar el flujo de caja.

Esta asociación publicó ayer los periodos medios de pago de las Administraciones y de las empresas a los autónomos a escala nacional y regional y está previsto que en los próximos días se den a conocer los datos provinciales. Hay un denominador común: tantos unos como otros incumplen la ley de morosidad, si bien es cierto que esos plazos medio de pago se han reducido en los tres últimos años, siendo un elemento a tener muy en cuenta en una provincia como Málaga en la que hay más de 106.000 autónomos, su récord histórico.

En estos momentos, las Administraciones públicas pagan sus facturas a los autónomos en Andalucía en una media de 117 días. Son 47 días menos que en junio de 2012, pero teniendo en cuenta que la ley obliga a estas instituciones públicas a abonar los pagos en 30 días la diferencia es aún abismal. En el conjunto de España, la media de pago es de 93 días, 68 días menos que hace tres años.

Si se analiza por tipo de administración, las autonómicas son las más reticentes a la hora de pagar con una demora de 118 días de media en España, mientras que la Administración local paga en 68 días y la central en 44 días. Rafael Amor, vicepresidente de ATA en Andalucía, explica que esta asociación inicia el plazo desde que el autónomo presenta la factura hasta que la cobra, mientras que la Administración no cuenta 30 días porque entiende que es un periodo de convalidación de las facturas. En cualquier caso, Amor subraya que "aunque ha habido un esfuerzo y se ha reducido el plazo de pago, es insuficiente". En este sentido, hace hincapié en que se sigue incumpliendo la ley pese a que el Gobierno ha salido tres veces al rescate de las administraciones locales con los planes de pago a los proveedores y denuncia que "son muchos los autónomos que han tenido que cerrar por los impagos de las Administraciones". En septiembre del año pasado, ATA cifraba en 99,6 millones de euros la deuda de las Administraciones con los autónomos de Málaga y en todo el país superaba los 2.800 millones de euros.

Las empresas tampoco se tienen mucho más respeto entre sí a la hora de pagar. La morosidad en Andalucía entre compañías está en 94 días, 23 menos que hace tres años. Curiosamente, las más morosas son las empresas más grandes. Las que tienen más de 1.000 empleados se demoran, según la ATA, más de cuatro meses (128 días) mientras que entre los autónomos y las firmas con menos de 10 empleados sí se cumple el plazo establecido en la ley.

Si se hace una media del periodo medio de pago de las Administraciones y de las empresas privadas, el resultado es que los autónomos cobran en Andalucía a los 106 días frente a los 140 días de junio de 2012. Ante esta coyuntura, los autónomos reclaman crear un cuerpo de inspección que vigile la morosidad, establecer un recargo automático del 20% cuando se superen los plazos legales -estos trabajadores critican que la Seguridad Social les carga con un 20% desde el primer minuto cuando hay un impago y que debería ser recíproco-, habilitar un buzón anónimo donde los proveedores puedan denunciar a los morosos, o que la Comisión Nacional de la Competencia asuma la competencia sobre morosidad y lo considere como un caso de competencia desleal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios