El grupo balear Logitravel acuerda la compra del hotel Camino Real

  • La familia Lapaz alcanza un compromiso de venta del complejo, de más de 500 habitaciones y ubicado en Los Álamos

La entrada al hotel Camino Real. La entrada al hotel Camino Real.

La entrada al hotel Camino Real. / JESÚS MÉRIDA

El grupo balear Logitravel ha alcanzado un compromiso de compra del hotel Pueblo Camino Real de Torremolinos, un complejo de cuatro estrellas y medio millar de habitaciones ubicado en la zona de Los Álamos, en Torremolinos.

La compañía especializada en la comercialización on line de paquetes vacacionales, hoteles y cruceros ha suscrito un acuerdo de adquisición del establecimiento que, según fuentes próximas a la operación, podría formalizarse al término del verano, una vez que concluya la revisión de las cuentas, costes e instalaciones que en la actualidad realizan expertos de Logitravel.

La compañía busca en la operación tener camas garantizadas en un destino maduro

El hotel Pueblo Camino Real se inauguró en 1974 en primera línea de la playa de Los Álamos y, de acuerdo con la información que proporciona en su página web, abordó su última reforma y modernización en 2012. El establecimiento es propiedad de la familia Lapaz que se ha ocupado de su gestión desde su fundación, así como de las sucesivas reformas que ha llevado a cabo para sumar al edificio inicial 18 bungalós con 200 habitaciones y un edificio anexo con otras 168 habitaciones dobles y suites junior.

La irrupción del grupo turístico mallorquín fundado en 2004 por Ovidio Andrés es prácticamente la historia de una crónica anunciada. El consejero delegado de la compañía explicaba en junio del año pasado a Hosteltur, portal especializado en turismo, que el grupo había decidido entrar en el segmento hotelero por la falta de camas existente en los destinos de sol y playa más maduros de la península. "Esto es muy grave y especialmente crítico en nuestra red de agencias de viaje. Tenemos que protegerles producto para vender".

La advertencia de Ovidio Andrés, de hecho, destapa uno de los últimos problemas que sufre la Costa del Sol derivada de la excepcional demanda turística porque los contratos de los grandes operadores prácticamente copan a principios de año la oferta del segmento vacacional.

El grupo, que factura por encima de los 600 millones de euros, está interesado en hoteles de tres y cuatro estrellas en zonas turísticas consolidadas con demanda alta. Para liderar esta estrategia ha fichado a Elton Dalmedo, exdirector de los hoteles Mirador de Adra y Ciudad de Lucena. Hace justo un año Ovidio Andrés precisaba que su intención era hacerse con dos propiedades "que nos encajen para la próxima temporada".

Los notables datos que arroja el negocio turístico ha atraído las miradas de los inversores hacia el sector hotelero. La operación en torno al Camino Real es una más a sumar a las desarrolladas por firmas como Hi Partners, del banco Sabadell, que ha comprado desde 2015 el hotel Málaga Palacio, Incosol o el Puerta de Málaga, o el fondo Hispania actual propietario del Guadalmina, Vincci Málaga y NH Málaga, establecimientos por los que ha desembolsado cerca de 80 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios