Una pelea entre dos bandas a las puertas del Clínico acaba con una vigilante herida

  • Ocurrió en la entrada de Urgencias · Más de 25 jóvenes se enzarzaron en una reyerta, algunos usando bates de béisbol y 'knunchakus' · Hay una denuncia por una falta de lesiones

Comentarios 7

La madrugada del domingo fue movida en el Hospital Clínico. Y no porque hubiera muchos pacientes, sino porque dos bandas protagonizaron una reyerta a las puertas mismas de las Urgencias del centro sanitario. Entre 25 y 30 jóvenes, algunos armados con bates de béisbol y knunchakus, se enzarzaron en una pelea sobre las 7.00 de la mañana ante la mirada atónita de trabajadores y familiares de enfermos.

En la trifulca resultó herida una vigilante de seguridad del hospital que, junto a otros tres guardas, intentaron contener a los exaltados. El forcejeo se produjo cuando los jóvenes, todos de entre 18 y 20 años, intentaron arrebatar las porras a los guardas de seguridad del hospital para utilizarlas en su enfrentamiento con los miembros de la banda rival. La pelea tomó tal cariz que al final tuvieron que desplazarse hasta el lugar varias patrullas de las policías Nacional y Local. "No hubo más heridos porque Dios no quiso", comentó ayer un trabajador.

Pese al tumulto causado por la reyerta, no se produjeron detenciones. No obstante, los jóvenes fueron identificados y denunciados por los agentes por una falta de lesiones.

La pelea en realidad había comenzado unas horas antes en una discoteca de Torremolinos. Las dos bandas iniciaron allí su disputa, que se saldó con tres heridos. Todos -aunque pertenecían a grupos rivales- fueron trasladados en ambulancia al Clínico. Allí, agentes de policía -las fuentes no supieron precisar si locales o nacionales- les tomaron declaración "y se marcharon". Al rato, llegaron al centro sanitario los amigos de los heridos. Los rivales volvían a verse las caras y, otra vez, a enfrentarse.

Mientras dentro los tres lesionados esperaban puntos de sutura por distintos cortes superficiales en la cabeza, fuera los grupos retomaron su batalla. Un testigo relató que uno de los heridos de la primera reyerta que sangraba por el cráneo y estaba en la Unidad de Críticos, al darse cuenta de que fuera continuaba la gresca iniciada en Torremolinos, "se arrancó los sueros y sangrando, se levantó a pelear".

Ayer, el Clínico confirmó que la vigilante de seguridad herida tiene una fisura en la muñeca. Nada aparentemente grave. La trabajadora fue atendida de inmediato en el mismo hospital, pero finalmente fue ingresada en la clínica de su mutua, ya que pertenece a una contrata del centro sanitario. Esta empresa presentará la correspondiente denuncia. El Clínico no lo hará, ya que la vigilante jurídicamente no es parte de su plantilla. No obstante, una portavoz afirmó que el centro sanitario "apoya" la demanda que presentará la contrata responsable de la seguridad.

Los tres jóvenes que resultaron heridos en Torremolinos ya han sido dados de alta. Según el hospital, sus lesiones eran de carácter leve.

Algunos trabajadores indicaron que la junta de personal mantendrá hoy una reunión urgente con el gerente del hospital, Antonio Pérez Rielo, para tratar el asunto. El centro sanitario no confirmó este encuentro. Miembros de la plantilla no descartaron una concentración a las puertas del hospital como en otras ocasiones en las que ha sido agredido algún trabajador de la plantilla. La decisión se tomará hoy tras la reunión con el gerente. También está prevista la redacción de un manifiesto de repulsa a estos hechos.

Por su parte, fuentes policiales comentaron que por tratarse de una pelea a las puertas de un hospital, los agentes llevaban instrucciones de actuar con el mayor tacto posible para calmar los ánimos. Para los policías fue una pelea "poco numerosa". Para los sanitarios, en cambio, fue "tumultuosa".

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios