La bandera como lazo de unión

  • Vecinos de Arroyo de la Miel reciben a la Guardia Civil en la parroquia del Carmen con banderas españolas antes de la misa de celebración en honor a la Virgen del Pilar

Los vecinos recibieron a los miembros de la Guardia Civil entre aplausos mientras ondeaban las banderas de España. Los vecinos recibieron a los miembros de la Guardia Civil entre aplausos mientras ondeaban las banderas de España.

Los vecinos recibieron a los miembros de la Guardia Civil entre aplausos mientras ondeaban las banderas de España. / fotografías: E. moreno

Numerosos vecinos recibieron ayer a la Guardia Civil en la plaza de la parroquia del Carmen de Arroyo de la Miel con la bandera de España. Los feligreses respondieron así a la iniciativa propuesta por el párroco Gonzalo Martín hace unos días con el objetivo de apoyar a los miembros de la Benemérita de la localidad y a sus familiares por la situación vivida por los cuerpos de seguridad en Cataluña. "Es un acto homenaje a la Guardia Civil ya que se han suspendido los actos lúdicos del puerto en solidaridad con los compañeros de Cataluña para que sepan que no están solos y que les apoyamos tanto a ellos como a sus familiares", explicó el sacerdote en los minutos previos a la celebración de la eucaristía en honor a la Virgen del Pilar. "Debemos estar con quienes trabajan cada día para garantizar nuestra seguridad y apoyarles por la labor que realizan durante todo el año", añadió el párroco, quien agregó que se trata de un acto "simbólico" que no se había realizado antes por la tensa situación vivida en los últimos días en la ciudad condal.

Con banderolas, sombrillas, gorras, pulseras e incluso gafas con la rojigualda, así como banderas de España de todos los tamaños, los asistentes se congregaron a la hora prevista en la plaza de la iglesia esperando la llegada de los miembros de la Benemérita mientras otros no dudaron en entonar el Que viva España de Manolo Escobar. "Estamos aquí para felicitar a la Guardia Civil ya que es el día de su patrona y para animarles para que no se desanimen con su misión", manifestó Rafael Pozo, uno de los presentes. "Es algo simbólico, una manera de demostrarles nuestro apoyo en un día de celebración", puntualizó Marina Santos. Llegado el momento, cuando comenzaron a caer las primeras gotas del día, no faltaron los aplausos y gritos de "viva España" y "viva la Guardia Civil" mientras estos desfilaban hacia el templo. Gonzalo Martín encabezó la comitiva junto al alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, seguido del cuerpo de oficiales, entre otras autoridades. En el interior, la iglesia estaba igualmente decorada para la ocasión con enseñas españolas, además de otros elementos propios de la Benemérita como un tricornio cedido para la celebración.

Tras la misa, los actos continuaron en el puerto de portivo con la entrega de medallas

Si bien la parroquia Nuestra Señora del Carmen acoge cada año la eucaristía en honor a la Virgen del Pilar con la Guardia Civil, es la primera vez que se lleva a cabo un reconocimiento como este a los miembros del cuerpo con la bandera nacional como lazo de unión. Tradicionalmente, estos portaban a la Virgen del Pilar para celebrar el acto religioso.

Finalizada la misa, los actos de celebración con motivo del Día del Pilar, patrona de la Guardia Civil, continuaron en el puerto deportivo de la localidad, donde se reconoció la labor de los miembros del cuerpo de seguridad del último año, se realizó la entrega de medallas y se llevó a cabo una ofrenda floral en el monumento a los fallecidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios