"Fueron las biondas las que segaron la vida de nueve fineses"

  • La defensa del conductor del siniestro de Benalmádena pide libertad provisional

"Fueron las biondas del quitamiedos las que segaron la vida de esas personas, pero la entrada de la bionda (en el autobús) no puede ser imputada a mi patrocinado". Éste fue uno de los argumentos esgrimidos por la defensa del conductor del todoterreno que presuntamente provocó el accidente de autobús de Benalmádena para pedir su libertad provisional hasta la fecha de juicio.

La sección octava de la Audiencia Provincial dilucidaba ayer el recurso presentado por el letrado Pedro Apalategui al auto de prisión que dictó el juzgado de instrucción de Torremolinos que se ocupa del caso. Este documento judicial enviaba al hombre a la cárcel acusado de 52 delitos, como son conducción temeraria, bajo los efectos del alcohol, nueve de imprudencia grave con resultado de muerte y 41 de lesiones por imprudencia grave.

Sin embargo, el fiscal delegado de Seguridad Vial, Javier de Torres, volvió a defender la necesidad de que el imputado permanezca en prisión. Entre sus razones, destacó el riesgo de fuga por la pena que podría imponérsele "como mínimo de tres años y medio, sin posibilidad de suspensión de condena".

La posible huida del acusado supondría, a juicio de Fiscalía, un enorme perjuicio para las víctimas puesto que las obligaría a ir a otro procedimiento para reclamar las indemnizaciones. Y entre los afectados "hay cabezas de familia y personas que se han quedado impedidas para trabajar", dijo.

Aunque el delito fuera considerado imprudente, el fiscal sí aprecia dos conductas dolosas (con intención) por conducir a más velocidad de la permitida (155 kilómetros por hora en la colisión y tras frenar) y bajo los efectos del alcohol, con una tasa de 0, 5. "No se puede trasladar el mensaje a la sociedad de que matar con el coche no importa", remató el fiscal para defender la prisión provisional del único imputado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios