Los bomberos pisan el tajo

  • Todos los efectivos del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga conocerán las obras "por si acaso"

Comentarios 0

El control de seguridad en las obras de ejecución del suburbano se va a convertir para los cientos de bomberos de Málaga capital en una experiencia única de aprendizaje. Con el objetivo de que estos profesionales conozcan a la perfección cada zanja, tajo y centímetro de túnel del Metro, los responsables en materia de seguridad laboral de la unión temporal de empresas (UTE) adjudicataria de los trabajos han puesto en marcha una iniciativa para que los bomberos de todos los parques de la capital de la Costa del Sol "pasen por la obra". "Lo van a hacer durante las próximas diez semanas", explica Rocío Bueno, técnico en materia de prevención laboral de la UTE.

El objetivo no es otro que tengan conocimiento de primera mano de cómo se desarrollan las labores de ejecución, de modo que "en caso de que sea necesaria su intervención ante alguna emergencia conozcan los puntos por los que tienen que acceder, las vías abiertas para el tráfico y el modo constructivo que se está empleando". "Una de las cosas que se les cuenta a los bomberos es que las vallas que usamos para separar el tajo de la obra del resto de la calle son modulares y les explicamos de qué forma tienen que quitarlas si necesitan acceder. Hay que tener en cuenta que todo el espacio abierto por las obras es complejo", añade.

Conforme pisan el terreno, los efectivos contra incendios aportan ideas en caso de que se produzca algún tipo de emergencia. Uno de los casos más singulares que se produce en materia de seguridad se localiza en Héroe Sostoa, donde la estrechez de la vía dificulta cualquier intervención. Para facilitar las labores, y dado que el tajo del Metro impide la aproximación de los vehículos de Bomberos a una de las fachadas de edificios, las vallas de separación de la obra que dan al carril de servicio por el que pasa el transporte público incorpora el número del portal del edificio que se sitúa en la otra acera. "De este modo, los Bomberos, cuando reciben una llamada saben perfectamente dónde tienen que ir", precisa el director del Metro, Enrique Urkijo.

La colaboración entre Metro y Bomberos es máxima. Las empresas constructoras le remiten al cuerpo de seguridad "planos de cada cambio que efectúe en la obra y se han hecho planos específicos en el que aparecen los números de los edificios, si hay o no patios interiores en los bloques, los accesos al mismoý Y a todo ello se suma un procedimiento de acción a terceros que conoce Bomberos para actuar en caso de detectase algún tipo de grieta en uno de los edificios cercanos a la obra", explica Rocío Bueno.

De cara a evitar cualquier sorpresa desagradable, los responsables de prevención laboral del Metro están preparando un simulacro en el túnel del primero de los tajos, entre el Martín Carpena y la glorieta de Molière. "La idea es experimentar con Bomberos de qué modo se debe evacuar el túnel. Lo que haremos será cortar la luz dentro y ver cómo se comportan los trabajadores", señala la técnico de prevención laboral de la UTE, quien comenta que se hará antes de finales de mes.

No obstante, según aclara, todos los trabajadores que entran en el paso soterrado "reciben una formación específica sobre los extintores, ventilación, autorescatadores, que son aparatos que te permiten mantener tu propio aire durante veinte minutos". Otra de las evoluciones en materia de seguridad implantada en el suburbano ha sido la instalación de un repetidor dentro del túnel del Marín Carpena que permite a los trabajadores hablar por el móvil debajo de tierra, con lo que se garantiza una comunicación permanente, algo que, según la experta, "es vital".

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios