La borrasca suaviza las medidas más duras del decreto de sequía

  • El abastecimiento en la Costa del Sol no se verá afectado y en la Axarquía habrá menos restricciones

Las borrascas atlánticas que desde principios de semana vienen alcanzando a la península han propiciado un aumento de más de 200 hectómetros cúbicos en los embalses de las demarcaciones de las Cuencas Intracomunitarias Andaluzas. El embalse de la Concepción cuenta actualmente con 41 hectómetros cúbicos, diez más que hace una semana; y en los embalses que abastecen a Málaga se han recogido aportaciones de 18 y de nueve hectómetros cúbicos en el embalse de la Viñuela.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, indicó ayer que "la parte positiva del temporal viene dada por el aumento del agua embalsada en los pantanos de Andalucía". "El hecho de que hayan entrado algo más de 200 hectómetros cúbicos en los pantanos es una excelente noticia; tan es así, que algunas de las medidas que se incluyen en el decreto de sequía más restrictivas, como las que reducían la disponibilidad de agua para la Costa del Sol o la disponibilidad para los regadíos en la Axarquía de Málaga y en el sur de Granada se van a ver muy suavizadas", según ha avanzado.

En concreto, Fiscal anunció que, "en el caso de abastecimiento a la Costa del Sol, no va a ser necesaria aplicar ninguna medida; y en cuanto a los regadíos, las restricciones serán, con toda seguridad, mucho menos exigentes de las que estaban planteadas".

Y eso que la borrasca dio ayer una tregua, dando paso a una soleada jornada con máximas de 15 grados y una sensación térmica, en algunos puntos, más alta que la temperatura real. Lo había hecho después de una noche en la que las precipitaciones volvieron a hacer acto de presencia tanto en la capital como en la provincia, dejando más de 26 litros por metro cuadrado en zonas del interior como Cortes de la Frontera, 17,6 en Ronda y 10,6 en Antequera. La cantidad recogida es, además de escasa, muy inferior a la de estos días atrás -en que llegaron a registrarse hasta un total de 100 litros en la recta final de la aprobación del decreto de sequía. No obstante, el Centro Meteorológico de la Aemet en Málaga activó ayer a las 18:00 el aviso amarillo por riesgo de lluvias y vientos fuertes en la Costa del Sol y en el Valle del Guadalhorce. El aviso permanecerá hasta las 00:00 de esta noche. En el caso de Ronda, la previsión es que el aviso se mantenga entre las 12:00 y las 18:00, aunque solo por viento, mientras que en la Axarquía la alerta amarilla seguirá hasta el mediodía, también por este último fenómeno.

En cuanto a las temperaturas, está previsto que las máximas experimenten un ascenso, de forma que se situarán en los 19 grados y las mínimas se mantendrán en los 10. Los cielos estarán cubiertos con precipitaciones generalizadas, sin descartar que sean localmente fuertes y persistentes. El temporal comenzará a remitir durante la tarde hasta que los cielos queden poco nubosos al anochecer. La cota de nieve irá descendiendo hasta los 1.400 metros en el interior. Los vientos, de componente oeste y suroeste, soplarán fuertes con rachas muy fuertes en las comarcas occidentales.

Desde que la borrasca Emma irrumpiera, han sido 410 el número de incidencias gestionadas por el sistema de emergencias sanitarias 112 en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios