"El 'botellón' en la Feria tiene difícil solución si no aunamos esfuerzos"

  • El nuevo coordinador de Seguridad asegura que su apuesta será mejorar el servicio del Centro Municipal de Emergencias, aunque reconoce que le tocará "hacer más con menos" debido a la crisis

Es miembro del Cuerpo Nacional de Policía desde 1975 y desde hace tres semanas coordinador general del área de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga. Juan Fernando Gómez Velasco tiene por delante una compleja tarea en los tiempos de crisis actual, pero aún así la asume con optimismo y ganas de trabajar.

-Usted dijo en su discurso que su objetivo sería hacer más con menos, ¿cómo lo conseguirá?

-Con eficacia y eficiencia se pueden hacer las mismas cosas con menos medios repartiendo los efectivos de forma distinta. Es la forma con la que pienso hacer con menos más. Es cuestión de imaginación y trabajo.

-¿Considera que Málaga es una ciudad segura?

-Sí, la seguridad se mide con la percepción subjetiva que tienen las personas porque después los datos objetivos son distintos. España en general es un país muy seguro si lo comparamos con cualquier otro país europeo y tiene un nivel de seguridad bastante aceptable. Y en nuestro caso más aún porque vivimos del turismo y tenemos que cuidar esta industria para que siga adelante.

-¿Tiene la percepción de que como consecuencia de la crisis y por esa afluencia de turistas han aumentado los hurtos?

-No es que hayan aumentado, sino que al haber una afluencia masiva de turistas, sobre todo, de cruceristas, hace que el perfil del delincuente y la modalidad delictiva cambie. Estos delincuentes se van a por la víctima más fácil y el turista que llega suele ser más descuidado porque está de vacaciones y no está tan pendiente.

-¿Cuándo se pondrán en marcha las nuevas unidades policiales anunciadas el año pasado?

-Habrá dos nuevas unidades, una que será un observatorio para estudiar la criminalidad y otra de mediación social en conflictos particulares. Para eso, se están realizando cursos para formar al personal para ofrecer cuanto antes los nuevos servicios a los ciudadanos. Con los mediadores sociales lo que pretendemos es intervenir en el conflicto para tratar de resolverlo sin tener que llegar a la vía judicial. Es una forma también de evitar que no se judicialice todo.

-Es decir, que se busca renovar a la Policía Local para adaptarse a los nuevos tiempos, ¿no?

-Esa es la intención. No somos pioneros porque ya hay alguna otra ciudad que tiene estos servicios que ahora se pretenden poner en marcha en Málaga, pero pensamos que puede ser un papel importante colaborar con otras áreas del Ayuntamiento en el tema de la mediación.

-¿Cree que el papel de la Policía Local está lo suficientemente valorado por la ciudadanía?

-El problema es que normalmente no se conoce lo suficiente qué hace el Policía Local y, además, no se cuenta todo lo que se hace porque hay veces que se hacen muchos servicios en los que intervienen menores que por cuestiones de protección no pueden tener repercusión. Pero aún así, pienso que se tiene una percepción bastante buena porque la Policía ha mejorado mucho en los últimos años.

-¿Con la llamada policía de barrio se pretende entonces dar a conocer mejor su papel?

-Sí, puede ayudar a mejorar su imagen y a mejorar también ese sentimiento de seguridad cuando la gente vea policías más cerca en la calle.

-¿Considera que existe rivalidad entre la Policía Local y otros cuerpos de seguridad como la Policía Nacional?

-Antiguamente sí que es verdad que existía una diferenciación de funciones entre la Policía Local y el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad. Pero hoy en día, afortunadamente la Policía Local ha cambiado y el campo de distribución de competencias que tiene ahora hace que no se pueda decir que una policía es superior a otra.

-Uno de los temas que le va a tocar abordar en pocos meses será el problema del 'botellón' durante la Feria, ¿piensa que se arreglaría con mayor presencia policial?

-Es un fenómeno bastante complejo y hace falta mayor concienciación y participación de todas las instituciones y de todos los establecimientos comerciales del centro histórico. Si conseguimos reunir todos esos requisitos y aunar esfuerzos, estoy seguro de que el problema mejorará. Pero si no hacemos nada y cada uno va por su lado, lo único que hará es dividirnos y que el problema aumente. Tiene difícil solución, aunque en otros sitios se ha conseguido y pienso que aquí también podemos hacerlo.

-¿El hecho de que haya bajado considerablemente el número de accidentes de tráfico en la ciudad tiene algo qué ver con el recrudecimiento de las multas?

-No, porque no se ha presionado nunca a ningún policía en este sentido para que pongan más multas. Los agentes de la Policía Local actúan e intervienen en estos casos según su propio criterio y según lo que ven en la calle. Lo que sin duda ha influido en que las cifras de accidentes sean cada vez menores son las campañas que se hacen en televisión y la retirada de los puntos en el carné de conducir que están dando buenos resultados. De hecho, las infracciones han bajado en general y no sólo en Málaga.

-¿Y cómo se puede atajar la prostitución en las calles?

-La ordenanza establece un criterio para tratar de erradicar la prostitución, pero no por la vía de la sanción sólo a la prostituta. Por tanto, es muy difícil intervenir en ese sentido y además la ordenanza establece que primero debemos advertir a esa persona y sólo si reitera la conducta tenemos que poner la sanción. La norma da un margen antes de multar que no todo el mundo comprende, pero hace falta una reiteración.

-¿Qué objetivo se ha marcado para gestionar esta compleja área?

-Creo que el Centro Municipal de Emergencias tiene todavía una capacidad de desarrollo y mejora importante que se puede aprovechar. Hay muchos medios empleados en ese centro y con poco dinero se puede reestructurar para conseguir mejores resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios