Un burro y una mosca en la Red

  • La firma Freaky Friends está impulsando su marca a través de internet y Linkasoft prevé hacer 1.000 webs y tiendas ‘on line’ para pymes en este año

¿Pueden el dibujo de un burro y una mosca ser un negocio? Dos jó- venes malagueños no solo lo creen sino que constituyeron una empresa hace dos años, llamada Freaky Friends, y les está yendo bien hasta el punto que ya cuentan con tres empleados, una tienda on line en la que están recibiendo pedidos de diferentes partes de España y presencia física en cuatro tiendas andaluzas.

“Buscamos unos personajes que fueran muy típicos españoles con el objetivo de crear una marca y llevarla al mundo textil, la papelería o los souvenirs”, explica Fran Ros, uno de los impulsores de la firma. Han empezado por la ropa y se puede adquirir en su plataforma on line desde sudaderas de adultos hasta bodies para bebés. También los comercializan en tres tiendas multimarcas en Málaga, Cádiz y Sevilla y la próxima semana entrarán en otra de Granada.

“Empezamos por una imagen, vimos que tenía aceptación y ha sido importante el comercio electrónico porque puedes ver si tu producto interesa o no al cliente y por el feedback que recibes de las redes sociales”, añade Ros, quien subraya que el portal on line fue especie de tarjeta de presentación para poder dar a conocer su marca también a los propietarios de establecimientos físicos. En su primer año han posicionado la tienda on line a través de Google y blogs especializados y ya están empezado a recibir frutos. “Estamos contentos porque llevamos poco tiempo”, incide este joven empresario, quien adelanta que están preparando unos dibujos animados para la web con el burro y la mosca como protagonistas. 

Linkasoft es una empresa ya consolidada en el mundo de internet. Fue fundada por José Francisco Padilla en 2003 y desde esa fecha han realizado un millar de páginas webs para pymes, en su mayoría pequeñas empresas del sector alimentario o artesanal. Padilla asegura que el 2015 va a ser exitoso, pues piensa que van a hacer otras 1.000 webs solo en este año. “Estamos vendiendo masivamente a través de Google y con una fuerte campaña de marketing a través de las redes sociales o Youtube”, afirma. Su estrategia es ofrecer de forma gratuita la creación de la página web. Lo que cobran es 75 euros al año por la gestión del dominio y el alojamiento y, de forma voluntaria, otros 100 euros anuales para actualizaciones.

“Estamos muy contentos. Tenemos a empresas de toda Espa- ña y lo bueno es que cada año renuevan por lo que contamos con una buena cartera de clientes”, destaca Padilla, quien recalca que “hemos hecho un producto muy intuitivo y fácil de manejar que el propio usuario se descarga y configura a su gusto”. Tienen ocho empleados y prevén triplicar la plantilla en unos tres años. 

El mundo on line no es el futuro, sino el presente. Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de estar en la Red y las instituciones están echando una mano en las medidas de sus posibilidades. El Ayuntamiento de Málaga y la Cámara de Comercio, por ejemplo, han puesto en marcha un programa llamado comprarpormalaga.com que tiene como objetivo modernizar, incrementar la productividad y hacer más eficientes y ágiles los servicios que ofrecen los comercios locales de Málaga, dotando a los beneficiarios de una plataforma de comercio electrónico desde la que podrán ofertar sus productos.


Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios