La búsqueda de la mujer británica desaparecida en Marbella se intensifica

  • Dejó a sus hijos solos en casa tras un episodio de malos tratos

  • Su pareja estaba con la Policía cuando se le perdió la pista

Las Fuerzas de Seguridad establecieron ayer un amplio dispositivo de búsqueda para localizar a la ciudadana británica de 35 años Rebecca M. , desaparecida el 2 de enero en Marbella tras abandonar a sus dos hijos menores en la casa familiar y después de un supuesto episodio de malos tratos por parte de su pareja.

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 Andalucía, a petición del Cuerpo Nacional de Policía, puso ayer en marcha el dispositivo de rastreo en el que participan 46 efectivos repartidos entre bomberos, Policía Local, Protección Civil y efectivos del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA).

El 112 informó en un comunicado de que estos efectivos "forman grupos de rastreo que se reparten en las zonas delimitadas en la reunión de coordinación".

El GREA instaló un Puesto de Mando Avanzado en la zona conocida como Camino del Pilar para facilitar la coordinación y reunión entre operativos, las comunicaciones entre ellos y la toma de decisiones.

La mujer desapareció tras abandonar a sus hijos y después de un supuesto episodio de malos tratos por parte de su pareja, sobre el que se negó a declarar.

Según informaron a Efe fuentes policiales, un vecino de ella avisó el pasado día 2 a la Policía de que los menores, de 8 y 11 años, estaban solos en casa, por lo que los agentes acudieron al domicilio, donde no hallaron a la madre. El día anterior la Policía recibió un aviso sobre un supuesto caso de malos tratos en un domicilio de Marbella y acudió al lugar, donde detuvo a la pareja de Rebecca, que no es el padre biológico de los niños.

Tras ser asistida en el hospital, la mujer fue trasladada a la Comisaría, donde se negó a declarar contra su pareja, por lo que la Policía actuó de oficio por un posible caso de violencia machista y se le emplazó a acudir a los juzgados un día después para tomarle testimonio, pero no compareció.

Cuando Rebecca se ausentó del domicilio, su pareja aún estaba custodiado por la Policía, según las fuentes, que indicaron que las pesquisas realizadas apuntan a que podría haber sido una fuga voluntaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios