Las cabañuelas pronostican mal tiempo

  • Los expertos explican que el sistema montañoso de la capital podría evitar algunas lluvias

Las primeras previsiones meteorológicas para Semana Santa pronostican mal tiempo. Lo dicen las cabañuelas, un antiquísimo sistema que existe de predecir el clima que hará durante todo el año a partir de la observación del tiempo durante los primeros días del mes de agosto anterior. El veterano cofrade malagueño y fiel seguidor de estas prácticas, Esteban Ribot, dice que daría algo por equivocarse, pero que lloverá. Sus fuentes cabañuelísticas realizan estudios en toda la península, por lo que matiza que el singular sistema montañoso que rodea la capital puede ser la salvación, pero habrá inestabilidad.

Las cabañuelas pronostican que el tiempo empeorará desde principios de marzo. Así, en la Semana de Pasión predominarán los vientos del suroeste bastantes agitados y borrascosos; abundaran los nublados y habrá con frecuencia lluvias débiles. En Semana Santa la cosa será peor. Dicen las cabañuelas, que hasta la presente han acertado con las lluvias de estos días, que soplarán vientos del norte menos violentos, pero más destemplados que los anteriores. Por lo cual volverá el temporal invernal seco, apareciendo nubarrones de lluvia. En general, aumentará bastante la inestabilidad. Desde el Domingo de Resurrección se espera una gran borrasca. Así, en la Semana de Pascua nuevos vientos del suroeste traerán nubes en abundancia, algunas con aparato tormentoso. Según las cabañuelas, habrá que volver a mirar al cielo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios