Los caladeros de moluscos abrirán el lunes tras la 'marea roja' más larga

  • El cierre se ha mantenido durante más de mes y medio, por lo que los marisqueros podrán acogerse a subvenciones

Los marisqueros malagueños podrán faenar en los caladeros de la provincia a partir del lunes después de que se haya dado por concluida una de las mareas rojas más largas que se recuerdan y que se ha prolongado durante más de mes y medio. La Junta de Andalucía levantó ayer la prohibición de pescar moluscos en todo el litoral de Málaga, ya que los análisis realizados en los últimos días han dado negativo a la presencia de un alga altamente tóxica.

El cierre de los caladeros se decretó el pasado 11 de enero cuando se detectó que el alga había proliferado de forma alarmante por todo el litoral malagueño. Las condiciones del mar y las altas temperaturas favorecieron el desarrollo descontrolado de esta alga que libera una toxina paralizante conocida como PSP al agua y que a su vez es filtrada por los moluscos.

Pero en la última semana los análisis han confirmado que ni el agua ni los moluscos están ya contaminados, según confirmaron a este periódico fuentes de la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca.

Algunos marisqueros ya han comenzado a solicitar las ayudas que la legislación vigente contempla para este tipo de casos, aunque antes deberán demostrar que el rol del barco -documento que certifica la composición de la tripulación- ha permanecido durante el cierre de los caladeros en Capitanía Marítima. La Junta de Andalucía calcula que la medida ha afectado a unos 150 barcos y a más de 200 tripulantes de la provincia.

A pesar de la larga duración de la marea roja, ni los mercados ni los restaurantes de la provincia han tenido problemas de abastecimiento durante este tiempo, ya que la mayoría de los moluscos para el consumo procede de otros puntos.

Los únicos moluscos que no se podrán pescar hasta abril serán la concha fina y el bolo, por estar en periodo de veda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios