Otras 29 calles del centro de Málaga estarán vigiladas con cámaras de seguridad

  • El Ayuntamiento de la capital impulsará en enero la contratación para redactar el proyecto de la segunda fase del plan de videovigilancia, cuya financiación asumirá de momento en solitario dada la negativa de la Junta para subvencionar la mitad

Comentarios 1

Otras 29 calles del centro histórico de la capital malagueña estarán vigiladas con cámaras de seguridad a lo largo del año que viene. Casi un año después de la entrada en funcionamiento de los 17 primeros dispositivos en el casco antiguo, el Ayuntamiento de Málaga ha decidido impulsar la segunda fase del plan municipal de videovigilancia que se puso en marcha hace más de cuatro años a petición de los comerciantes de la zona.

La escasa atención policial que las imágenes de las primeras 17 cámaras instaladas en el centro tuvieron en sus primeras semanas de funcionamiento no ha sido un impedimento para poner en marcha la segunda fase de este plan, que empezará tras la Navidad.

El Consistorio pretende contratar la redacción del proyecto en enero para que los nuevos dispositivos de vigilancia se puedan instalar lo antes posible. Sólo la elaboración del proyecto costará unos 100.000 euros que serán financiados íntegramente por las arcas municipales después de que la Junta de Andalucía haya rechazado subvencionar la mitad del coste total de esta actuación.

Pero el Ayuntamiento de Málaga no piensa desistir. La concejal de Vía Pública, Purificación Pineda, aseguró a este periódico que "vamos a volver a solicitar la posibilidad de que el Gobierno autonómico asuma el 50 por ciento, pero si no lo haremos en solitario".

De hecho, ya se ha dado el primer paso. Fuentes municipales pusieron de manifiesto que esta segunda fase cuenta ya con la autorización de la Subdelegación del Gobierno, ya que únicamente ha habido que renovar la que ya se concedió para la colocación de los diecisiete primeros dispositivos el pasado mes de marzo.

El resto de la tramitación sí habrá que cumplimentarla de nuevo, aunque "está vez será más fácil y rápido al contar con la experiencia de la anterior", señalaron.

Las calles Carretería, Álamos, Granada, Félix Sáenz, San Juan y Nueva, y las plazas de la Merced, Arriola y del Siglo son algunos de los puntos que estarán vigilados por estas cámaras de seguridad a partir del año que viene.

El plan municipal de videovigilancia contempla aún una tercera fase en la que e prevé colocar otros 23 dispositivos de videovigilancia en el centro histórico de la ciudad.

El pasado mes de marzo se pusieron en marcha las 17 primeras convirtiendo a Málaga en la primera ciudad andaluza con un sistema de videovigilancia. Las calles donde se instalaron son Larios, Strachan, Especerías, Cisneros, Granada, Calderería y Méndez Nuñez, además de en las plazas de la Constitución, del Carbón y Uncibay.

Estos artilugios, móviles y con ángulo de visión de hasta 135 grados, están conectados por fibra óptica al Centro de Control de las imágenes que son custodiadas por agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Allí, siete monitores muestran lo que sucede en cada punto donde graba la cámara que puede captar nítidamente lo que sucede hasta a cien metros de distancia.

Las grabaciones se prolongan las 24 horas del día y no tienen sonido, excepto que se relacionen con infracciones penales o administrativas graves y muy graves en materia de seguridad pública. Las imágenes se destruyen transcurrido un mes, tal y como establece la Ley de Videovigilancia de 1997.

La empresa Fichet Sistemas y Servicios fue la encargada de ejecutar la primera fase, que costó 269.449 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios