El calor se intensificará en la provincia la próxima semana

  • En la capital se notará mañana y en las comarcas del interior será a partir del lunes

El calor está dando una tregua estos días, aún habiéndose registrado temperaturas por encima de lo normal en la mayor parte de la provincia de Málaga. Pero mañana en la capital y a partir del lunes en las zonas del interior, el mercurio de los termómetros volverá a dispararse de nuevo hasta los 40 grados. El ascenso térmico previsto mañana para la capital de la Costa del Sol se deberá a una situación muy parecida a la ocurrida el sábado de la semana pasada. El viento de tierra que se espera que sople durante las primeras horas podría prolongarse más de lo previsto y si eso ocurriera y se prolongará hasta el mediodía es cuando se corre el riesgo de que las temperaturas se sitúen por encima de los 35 grados.

Pero no será viento de terral y de momento tampoco se ha activado ningún nivel de alerta meteorológico debido a la dificultad de predecir lo que va a ocurrir con exactitud, según el Centro Meteorológico de Málaga. Para el lunes, el calor se intensificará en las zonas del interior y se espera que la situación se prolongue con pocos cambios hasta el fin de semana. En la comarca del Guadalhorce especialmente, aunque también en Ronda y Antequera, las temperaturas máximas podrían volver a alcanzar los 40 grados entre el lunes y el miércoles.

A finales de semana, en cambio, será la capital y el Guadalhorce donde los termómetros podrían ponerse al rojo vivo si se cumplen las previsiones y el régimen de viento de levante da paso temporalmente al poniente.

Pero hasta ese momento será el levante el que predomine. Eso implica que, aunque en las zonas costeras las temperaturas diurnas no serán tan altas como en el interior, la sensación de bochorno siga siendo lo más destacado. Por las noches es cuando se notará especialmente, ya que las temperaturas seguirán siendo muy altas en la próxima semana.

Si nada lo remedio, julio batirá el récord de las temperaturas nocturnas más elevadas desde que hay registros meteorológicos en el aeropuerto de Málaga. A falta de menos de dos semanas para que termine el mes, la media de las mínimas registradas hasta ahora supera ya en dos grados y medio el promedio histórico comprendido entre 1981 y 2010. La media de las mínimas este año no ha bajado de los 22,7 grados, un valor que supera con creces los 20 grados a partir de los cuales se considera que una noche es tropical. La temperatura nocturna más alta alcanzada este mes en el aeropuerto fue ayer y no bajó de los 24,9 grados.

En el puerto de la capital, en cambio, se rozaron los 26 grados, algo que ya ha ocurrido en varias ocasiones este mes de julio que va camino de convertirse en el más cálido de todos los meses de verano de la serie histórica de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios