El cambio climático volverá a traer un verano más cálido a Málaga

  • Las posibilidades de que las temperaturas sean más altas de lo normal son del 50%

Varios bañistas, en primer plano, juegan con un balón, cerca de Puerto Banús. Varios bañistas, en primer plano, juegan con un balón, cerca de Puerto Banús.

Varios bañistas, en primer plano, juegan con un balón, cerca de Puerto Banús. / jorge zapata / efe

A las 6:24 de la próxima madrugada dará comienzo un nuevo verano en el que el cambio climático volverá a marcar la tendencia de los últimos años. Un total de 93 horas y 15 horas hasta que el próximo 22 de septiembre dé paso al otoño y en los que se espera que las temperaturas que se alcancen estarán por encima de lo normal en la provincia de Málaga.

Los modelos predictivos no se ponen del todo de acuerdo, pero atendiendo a la mayoría de ellos parece que existe un 50% de posibilidades de que la estación veraniega vuelva este año a dejar temperaturas más altas que la media sin que haya ningún fenómeno a escala global que lo explique. Es decir, al igual que durante los dos últimos años estaba claro que el verano sería más cálido debido a que había un fenómeno rector a nivel mundial como era El Niño que hacía que todos los modelos apuntaran en la misma línea en la predicción estacional, en esta ocasión la "única señal clara" es el cambio climático.

Las temperaturas subirán a partir de mañana, sobre todo, en el interior

Según aseguró ayer el director del Centro Meteorológico de Málaga, José María Sánchez-Laulhé, "lo que se ve claro es que en el trasfondo de esa tendencia que marcan los modelos está el cambio climático por el forzamiento de la radiación que suponen los gases de efecto invernadero". Así las cosas, coincidencia o no, lo cierto es que justo cuando mañana cuando dé comienzo el verano está previsto que se produzca una notable subida de las temperaturas, que volverá a afectar especialmente al interior de la provincia de Málaga. Al igual que ya ocurrió la semana pasada, cuando se superaron los 40 grados en plena primavera en zonas como Antequera, la razón de este aumento térmico será de nuevo la ausencia de viento de levante que a partir de mañana se percibirá de forma clara.

Las previsiones meteorológicas apuntan a que debido al viento en calma los termómetros volverán a situarse cerca de los 40 grados en la comarca de Antequera, al menos se esperan máximas de entre 38 y 39 grados lo que podría conllevar que se active la alerta amarilla en la zona.

Un par de grados serán más bajas las temperaturas en la comarca del Guadalhorce, mientras que en las zonas costeras se estará a expensas de lo que ocurra con las brisas. No obstante, se prevé que lo normal es que en puntos como la capital no se superen los 31 grados, si bien podrían ser ligeramente superiores en las zonas más alejadas del mar.

Lo único que podría alterar la predicción en Málaga es que el jueves sople finalmente viento de terral o de noroeste, una situación que no está aún clara y que habrá que esperar para afinar la predicción en las próximas horas.

Lo que sí es seguro es que, como mínimo, hasta el próximo domingo habrá pocas variaciones en el tiempo en la provincia de Málaga puesto que el viento permanecerá prácticamente en calma y sin rastro del régimen de viento de levante. De hecho, se espera que o el domingo o el lunes se imponga el viento de poniente, lo que en el litoral supondrá que haga más calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios