El fin de la campaña navideña deja 2.200 parados más en Málaga

  • La provincia cerró enero con 159.782 personas desempleadas

  • El sector servicios se hunde y la construcción mantiene el pulso

Una mujer pasa junto a una tienda esta pasada Navidad. Una mujer pasa junto a una tienda esta pasada Navidad.

Una mujer pasa junto a una tienda esta pasada Navidad.

Enero es un mes malo para el empleo casi por tradición. Se acaba la Navidad y, aunque se inician las rebajas, los bolsillos están ya castigados tras tanto dispendio navideño. Se concluyen contratos temporales y sube el paro. Ha pasado siempre y este pasado enero no ha sido una excepción. La expectación se genera habitualmente por conocer si el incremento de desempleados ha sido muy alto o no y, en este caso, el resultado ha sido intermedio. No ha sido una subida desmesurada, pero tampoco una nimiedad. Málaga cerró el mes de enero con 159.782 personas desempleadas en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo, lo que supuso un aumento del 1,4% respecto a diciembre o, lo que es lo mismo, 2.209 personas más, según los datos oficiales publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En el aspecto positivo, hay 9.501 parados menos que hace un año, algo que siempre es digno de mención pero que demuestra que queda mucho camino por delante pues, según la última Encuesta de Población Activa, la tasa de paro está en el 20% y el soñado pleno empleo es una pura utopía.

Málaga es la tercera provincia andaluza con mayor número de parados siendo solo superada por Sevilla (204.090) y Cádiz (159.918). La diferencia con la provincia gaditana, como puede apreciarse, es mínima de forma que ambas zonas se alternan ese segundo puesto que nadie quiere. El culpable de este nuevo aumento del paro es evidente: el sector servicios. Los números lo delatan sin ninguna piedad ni misericordia. El mes pasado el desempleo en el sector servicios se elevó en 3.273 personas en la provincia de Málaga y si el paro total creció en un millar menos fue porque se redujo de manera notable el desempleo en el colectivo de personas sin un empleo anterior -algo que no tiene por qué ser positivo pues hay personas que no han trabajado y que se borran porque no tienen esperanza de hacerlo- y en 444 personas en la construcción, que mantiene su lenta pero constante recuperación gracias al repunte inmobiliario. En estos momentos hay 16.110 parados en la construcción y hubo meses en los que se llegó a superar los 40.000.

La patronal malagueña reclama impulsar sectores estratégicos El sector servicios es el que marca el ritmo, pues acapara al 72% de los desempleados

En cualquier caso, Málaga vive del turismo y es el segmento que marca el ritmo. Enero es temporada baja y toca lamerse las heridas a la espera de que llegue la Semana Santa, los aviones se llenen de turistas y la Costa del Sol vuelva a relucir hasta, al menos, septiembre u octubre. En servicios hay 115.723 desempleados, el 72% del total. Los cambios en el resto de sectores son importantes, pero no determinantes en el cómputo global. Es algo común en un país como España en el que el año pasado se atrajo, por primera vez en la historia, a 82 millones de turistas. En el conjunto del país se contabilizaron 3,47 millones de desempleados en enero y 2,4 eran en servicios.

Las reacciones de los empresarios y los sindicatos malagueños han sido las previsibles, pues el paro es un problema estructural y cíclico que no suele pillar por sorpresa a nadie. "A la vista de los datos, podemos concluir que es necesario recuperar y colocar la creación de empleo en el centro del debate político y social, asumiendo que nuestros principales problemas sociales y económicos son actualmente la desigualdad, la falta de empleo y las dificultades para las empresas. Por ello, han de priorizarse aquellas medidas que supongan la generación de puestos de trabajo, impulsando sectores estratégicos y dotando a nuestras empresas y autónomos de las herramientas necesarias para crecer, diversificarse e innovar", señalaron desde la Confederación de Empresarios de Málaga en un comunicado, recordando además la necesidad de la seguridad jurídica y tener una economía diversificada que no sea estacional.

"Valoramos muy negativamente el incremento del paro y el auge de la precariedad laboral", indicaron desde UGT en Málaga, que afirmaron apostar "por un profundo cambio de nuestro modelo productivo, de forma que a partir de la industria, la innovación y la modernización de nuestros sectores más tradicionales fortalezcamos la economía andaluza y mejoremos la calidad del empleo generado en nuestra comunidad autónoma".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios