La candidatura oficialista consigue 2.000 avales más que la sanchista

  • Los dos aspirantes a liderar el PSOE superan el mínimo exigido

  • El comité comprobará los datos

Los oficialistas acuden a la sede del PSOE a entregar sus avales. Los oficialistas acuden a la sede del PSOE a entregar sus avales.

Los oficialistas acuden a la sede del PSOE a entregar sus avales.

El delegado de la Junta de Andalucía en la provincia, José Luis Ruiz Espejo, considerado del ala oficial del PSOE, y el ex concejal socialista del Ayuntamiento de la capital Rafael Fuentes, perteneciente al sector sanchista, entregaron ayer en la sede provincial del partido los más de 1.277 avales necesarios para disputarse el relevo de Miguel Ángel Heredia al frente del partido.

A falta del recuento oficial por parte del comité de garantías, la candidaturas de Ruiz Espejo parte como favorita al presentar 3.466 firmas por las 1.504 de Fuentes. El delegado de la Junta reúne el 54% de los apoyos de la militancia mientras que el ex concejal se queda en un 24%. La movilización de la militancia en este proceso provincial ha permitido que los sanchistas sumen más apoyos que los obtenidos en las primarias federales para el entonces aspirante Pedro Sánchez. En aquel proceso nacional no alcanzaron ni los 1.400 respaldos, un techo que se antojaba complicado superar hace sólo unas semanas. La retirada de la tercera aspirante, Soraya García, ha dado alas a los críticos de Fuentes. En este sector se admite que muchos de los respaldos de la alcaldesa de Benaoján han ido a parar al candidato.

Durante la entrega de avales, los críticos repartieron impresos que confirmaban el número de firmas reunidas junto al lema La democracia no entiende de avales, entiende de votos. Arrasar en la recogida de avales no se traduce necesariamente en un resultado similar en las urnas. De hecho, en las primarias federales en la provincia, Susana Díaz ganó, pero logró más avales que votos, mientras a Pedro Sánchez le ocurrió lo contrario, que le apoyaron menos en avales que los que luego lo respaldaron.

Los equipos de campaña calculan que un 10% de los avales entregados ayer se perderán en los próximos dos días, durante el proceso de verificacion que llevará a cabo la ejecutiva. Se comprobará que ningún militante avale a más de un aspirante, que los datos figuren correctamente y que esté dado de alta en el censo de militantes del partido. Por eso los equipos han trabajado con un horizonte de 1.400 avales, sabiendo que el mínimo estaba en 1.277. Los candidatos no se proclamarán hasta el miércoles de esta próxima semana, una vez realizadas las comprobaciones.

Los dos aspirantes han intensificado en los últimos días los actos por la provincia, recorriendo agrupaciones del partido y celebrando encuentros con los militantes. Porque los dos buscan ganar el domingo 1 de octubre, fecha elegida para que los 6.400 afiliados socialistas voten en las sedes del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios