La capital contará con dos nuevas paradas para los autobuses de turistas

  • Se ubicarán en la plaza Jesús El Rico, a la altura del aparcamiento en el carril derecho de circulación; y en la avenida Manuel Agustín Heredia, junto a la plaza del Poeta Alfonso Canales.

Málaga capital contará desde este martes con dos nuevas paradas para autobuses discrecionales de viajeros que se ubicarán en la plaza Jesús El Rico, a la altura del aparcamiento en el carril derecho de circulación; y en la avenida Manuel Agustín Heredia, junto a la plaza del Poeta Alfonso Canales.

Esta última ubicación será provisional y compartirá espacio con los autobuses de servicios metropolitanos. Además, se está tramitando la contratación de las obras necesarias para habilitar otra nueva reserva en la calle Guillén Sotelo.

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Movilidad en coordinación con la de Turismo y la Gerencia Municipal de Urbanismo, está llevando a cabo acciones para ampliar los espacios para los autobuses de turistas y atender la demanda del sector, según han informado en un comunicado.

Han recordado que se han mantenido reuniones con los colectivos del sector, como son la Agencia de viajes asociados de Andalucía (Aedav), la Asociación Provincial de Empresarios Transportistas y Agencia de Málaga (Apetam) y la Asociación Profesional Guías Turísticos de Málaga (Apit) para abordar la situación.

En dichos encuentros se acordó ampliar los espacios existentes con una nueva reserva de estacionamiento para estos vehículos de excursiones en la calle Guillén Sotelo, con capacidad para albergar cuatro autobuses. Este ámbito vendría a unirse al ya existente en la avenida de Cervantes, con capacidad para dos autobuses.

Para su instalación, han precisado, es necesario eliminar el estacionamiento regulado SARE existente en Guillén Sotelo en el tramo comprendido entre las calles Roma y Francisco Bejarano Robles, y se habilitará el aparcamiento libre existente en calle Guillén Sotelo en el tramo comprendido desde el túnel de la Alcazaba hasta calle Roma como 'zona azul'.

Desde la Gerencia Municipal de Urbanismo se está tramitando la contratación de la obra para modificar la calle Guillén Sotelo de cara a acoger la nueva parada de este tipo de autobuses. El plazo estimado de estas obras es de un mes y supondrán una inversión cercana a 60.000 euros.

Así, se contemplan actuaciones que comprenden demolición de tramos de acera y construcción de otros nuevos, así como reubicación de pasos de peatones y señalizaciones, para acondicionar el recorrido de esta vía y la nueva parada en condiciones de seguridad, accesibilidad y comodidad.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios